El obispo de La Rioja Dante Braida se refirió al debate que se iniciará ante una presentación de un proyecto de ley por la despenalización del aborto.

En primer lugar, remarcó la postura de la iglesia, al sentenciar que “estamos a favor de toda vida humana”.

Por otro lado, consideró que no es el momento de debatir la ley, al sostener que “nos parece inoportuno abrir este debate ahora, pero la verdad es que el proyecto está presentado y trataremos que se valore la vida humana desde su concepción».

El obispo adelantó que “vamos a hacer un pronunciamiento”, e hizo hincapié en “el valor de la vida humana desde su gestación”.

“Los que estamos más desarrollados, no podemos impedir el desarrollo de quienes son más débiles”, agregó al respecto, y comentó que la comisión pastoral de bioética que está trabajando en un comunicado.

“Obviamente que queremos dialogar con los legisladores”, añadió y estimó que “hay muchos caminos que se pueden intentar, sin llegar a una realidad tan extrema. Hay que dialogar y buscar herramientas para no llegar a eso”, analizó.

En cuanto a su percepción sobre la opinión de la comunidad riojana en relación al tema, el obispo sostuvo que “en general, percibimos que hay una postura a favor de la vida, de que los nacimientos se produzcan”.

El obispo consideró que “hay que poner mucho empeño y recursos para acompañar a las familias en mayor vulnerabilidad”, y subrayó que la vida “es un tesoro que tenemos que cuidar, tenemos que hacer nuestro propio camino como sociedad y no dejarnos colonizar por otras ideas de sociedades con otras indosincracias”, completó.

En otro orden, se refirió a los dichos del Papa Francisco sobre los homosexuales, y reflexionó que lo que quiso decir el máximo pontífice, es que “cada persona humana tiene una dignidad y la posibilidad de convivir con otro”.

Pero aclaró que eso no equipara con un matrimonio heterosexual, ya que no se permite el casamiento homosexual mediante la iglesia católica.

Concebimos el matrimonio como una realidad heterosexual. No cambia en ese sentido”, dilucidó Braida, quien explicó que a las parejas gays se las aceptan como una unión civil.

Por otro lado, detalló que “la iglesia está abiertas a todos que necesiten contención”, y que “se ha ido avanzando mucho en ese sentido”.

“Recibimos a todas las personas. La experiencia de Dios tiene que ser para todos”, sentenció.

En otro orden de cosas, el obispo confirmó que desde esta noche se habilitan las confirmaciones en Sanagasta, lo cual se llevará a cabo con todas las condiciones de bioseguridad.

En cuanto a las celebraciones por el Tinkunaco, anunció que aún no está definido si se permitirá la presencialidad.

“Hoy no podemos confirmar si va a ser virtual o con una limitada cantidad de personas estamos iniciando el diálogo con el COE y el gobierno. Lo vamos a evaluar entre todos y tomar una decisión en conjunto, haciendo hincapié en que se realice la celebración, pero cuidando la vida”, completó.

Fuente: Fénix