El ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, salió en respaldo del proyecto de ley para la legalización del aborto en Argentina, impulsado por el presidente Alberto Fernández (Frente de Todos).

«La problemática de embarazos no deseados es un asunto de preocupación nacional y también, durante otros períodos, se llevaron a cabo acciones para poder solucionar este tema tan importante de salud pública», expresó el titular de la cartera sanitaria en su cuenta de Twitter.

Allí, hizo un repaso de distintas medidas adoptadas en los últimos que, a criterio del funcionario, «permitieron tener una agenda política sanitaria para mejorar la calidad de vida de cada una de las mujeres argentinas«.

En ese sentido, mencionó una serie de disposiciones sobre el tema, algunas implementadas durante la administración peronista y otras, durante la macrista. En el listado están incluidas normas y protocolos, como la Ley Nacional de Salud Reproductiva (2002), y programas gubernamentales, como el Plan ENIA (Embarazo No Intencional en la Adolescencia, de 2017).

«El objetivo principal de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) es proteger la vida, es generar equidad en un sistema de salud que busca igualar derechos para todas las mujeres argentinas», fundamentó González García.

El ministro consideró que en las últimas gestiones nacionales se recorrió «un largo camino que hoy nos permite enviar al Congreso la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

«Estoy orgulloso de formar parte de un gobierno que tiene la decisión política de solucionar esta realidad colmada de desigualdad», cerró el funcionario.

El proyecto enviado por el Presidente debe ser analizado y debatido en el Congreso de la Nación.