Caso Garay: el fiscal dijo que “algunos cadetes tomaron agua del inodoro y tenían actividades en el pavimento hirviendo”

0
285

En diálogo con el diario digital El Cronista, el fiscal Julián De la Colina en la causa del cadete fallecido Emmanuel Garay, dijo que durante los alegatos pidió prisión perpetua para el director de la escuela Ramón Leguiza, para el jefe del cuerpo masculino Jorge Leguiza, como así también para Dardo Gordillo y Elio Marcial, por considerarlos penalmente responsables del delito de Homicidio Calificado por Ensañamiento.

Además solicitó 7 años de prisión efectiva para Adriana Rodríguez y Nadia Bravo por las lesiones graves de las 7 cadetes mujeres heridas. También un año y medio de prisión en suspenso para Marcos Miranday y Karina Luna por los delitos de incumplimiento de los deberes de un funcionario público y abuso de poder.

En ese sentido, el fiscal, expresó que “algunos funcionarios policiales fueron acusados de tortura, porque hubo chicas con ampollas, con los pechos y las manos quemadas y otras chicas que tomaron agua del inodoro y agua verde con sapos”.

“La tortura no es solamente sufrimiento físico, sino también psicológico y mental como lo establece el Art. 2 de la Convención Interamericana de Erradicación de la Tortura y obviamente también hubo violencia de género institucional”, explicó y agregó que los alumnos tuvieron actividades físicas en un pavimento hirviendo, luego los hacían recostar en el asfalto caliente, donde los cadetes abrían la boca, sacaban la lengua y les arrojaban unas gotitas de agua, y eso son torturas”, sostuvo.

Cabe mencionar que el expediente cuenta de 20 cuerpos y 7 mil fojas.

El Cronista de Chepes