El ministro de Salud expuso en una reunión de comisión donde se debatía el proyecto de la interrupción voluntaria del embarazo.

La Cámara de Diputados comenzó el debate del proyecto con la presentación de funcionarios del Gobierno que defendieron la iniciativa.

Uno de los expositores fue el ministro de Salud, Ginés González García, que negó que “haya dos vidas como dicen algunos”.

Al responder a las preguntas de los miembros de la comisión, el titular de Salud afirmó: “La vida nunca se inicia en el tiempo remoto. No se olviden que hay religiones que prohíben la masturbación masculina porque se considera que pierden vida. Eso no es lo que se tramita en este tipo de leyes. Lo que el mundo resuelve es la idea de cuándo es persona”.

El funcionario continuó: “Tiene un óvulo y un espermatozoide, obviamente siempre hay vida, pero reitero no es eso de lo que se trata de vida. Acá no hay dos vidas como dicen algunos, acá claramente es una sola vida y lo otro es un fenómeno. No está bien correctamente utilizado. Si no fuera así, estaríamos ante el mayor genocidiio universal que es el que hace más de la mitad del mundo civilizado”. 

Por estas expresiones, el diputado de Neuquén Francisco Sánchez difundió un escrito en el que solicitó que González García renuncie.

“Negó la existencia de la vida humana desde el momento de la concepción. Es decir, negó la evidencia científica y los tratados internacionales a los que la Argentina adhiere”, argumentó el legislador, quien consideró una negación “aberrante”.

“Esta afirmación no solo es errónea e inhumana, tiene la clara intención de negar la existencia de vida para justificar su posterior eliminación a través de la legalización del aborto, inclusive hasta el noveno mes de embarazo”, dijo Sánchez y pidió que de un paso al costado el ministro.