El propietario de Finca El Pinar, Andrés Barbero, aclaró que la actividad no se desarrolló en su propiedad, sino en la Finca Villa Regina. “Sé que había entre 400 y 500 personas en el evento ese”, indicó.

Durante el fin de semana se denunció la realización de varias fiestas clandestinas, en las cuales se superaron la cantidad de personas permitidas, que son 50, y se realizaron en lugares que no están permitidos.

Dicho evento se realizó en la Finca Villa Regina, que se encuentra en el barrio Eduardo Menem, a metros de la colectora de Ruta N° 38.

Ante ello, el propietario de Finca El Pinar, Andrés Barbero, manifestó su enojo porque varios medios sindicaron a su propiedad como el lugar de la fiesta.

Es más facil decir Finca El Pinar, antes que ponerse a averiguar. La bronca mia es esa, porque no se fijan donde suceden las cosas y nos perjudican comercialmente”, aclaró en Multiplataforma Fénix.

“La fiesta fue en la Finca Villa Regina”, remarcó y aseguró que “sé que había entre 400 y 500 personas en el evento ese”. Además aseguró que durante el fin de semana “hubo tres o cuatro eventos más”.

El propietario de la Finca El Pinar se mostró molesto por la falta de posibilidades de desbaratar ese tipo de eventos, por parte de las autoridades. “La municiapalidad no puede ingresar a clausurar cuando hay un evento clandestino. Hay una competencia desleal contra quienes hacemos las cosas como corresponde”, criticó y explicó que “no pueden ingresar porque es una propiedad privada y necesitan una orden de allanamiento”.

“Espero que esto se reglamente, y los que tenemos todo en regla, podamos trabajar tranquilos y que las personas que asistan a los lugares, estén seguras”, completó al respecto.

Multiplataforma Fénix