Una mujer, identificada como Verónica Brizuela, de 39 años, con domicilio en el barrio Universitario de Aimogasta, murió a causa de tres puñaladas que le propinó su ex pareja, Ariel Maza, quien luego se suicidó, según confirmaron fuentes judiciales a EL FEDERAL.

Maza, de 35 años, había sido excluido de su hogar, según las primeras versiones, a raíz de una denuncia por violencia de género. La noche anterior al crimen, la Fiscalía de Aimogasta le había notificado la decisión y lo había llevado a la vivienda de su padre.

Fuentes policiales indicaron que ayer a las 16 horas regresó al domicilio en moto, junto a una hermana, tras asegurarse que los tres hijos de la pareja no estaban en el lugar. Allí hubo una discusión que finalizó con el crimen.

Horas más tarde, Maza fue hallado sin vida en un campo de la zona y las pericias arrojaron que se suicidó, de acuerdo a lo informado por las fuentes.

La vicegobernadora Florencia López, oriunda de Arauco, contó que la conocía y la despidió en redes sociales. “Hoy con profundo dolor, me toca despedir a una compañera militante y mujer ejemplar de nuestro proyecto. Ella fue víctima de femicidio. Hasta siempre Vero, gracias por acompañarme siempre, te vamos a extrañar”, indicó.