Según manifestó Inés Vilchez, la estafa comenzó a los primeros días del mes de Diciembre cuando por necesidad comenzó a buscar la manera de sacar un préstamo bancario y por recomendación llegó a contactarse con la persona que finalmente la terminó estafando.

Inés Vilchez, una vecina de Chepes, comenzó a consultar para poder sacar un préstamo y poder cubrir así sus deudas debido a la inflación que azota el país y donde ya no le alcanza con su sueldo el cubrirlas.

Ella al ser una persona discapacitada, y paciente de alto riesgo por la Pandemia los trámites para acceder a un préstamo lo hizo vía telefónica, primeramente consultando al Banco Rioja sucursal Chepes, donde le aconsejaron que vean la línea de crédito que tiene el banco a través del Google, donde ella llenó un formulario con sus datos y número de teléfono por el cual a las pocas horas se comenzaron a comunicar con ella y allí comenzó los trámites para acceder a un supuesto préstamo.

Primeramente, según expresó Ines a RADIOMETRO, le pidieron foto del documento y una factura de impuestos para poder brindarle en los próximos días un préstamo de $30.000 la que ella pagaría en 36 cuotas de $1.200 cada una, hasta ese momento la mujer estaba contenta por poder acceder al dinero que le posibilitaría saldar las deudas.

El problema comenzó cuando luego de habérsele acreditado el sueldo de Diciembre, y quiso sacar el dinero del Cajero, ya el mismo no figuraba, por lo que reclamó a la supuesta financiera que ella dice que se llama “Rosalía Rodriguez y de la cual un tal “Raul Altamirano”, es quien gracias a conversaciones de audio vía whatsapp, le manifestaba que el problema lo hico el Banco Central de la República Argentina donde le había retenido el sueldo pero que ellos se comprometían a solucionarlo. Por lo que le pidieron un poco más de tiempo con la promesa que entre el día 15 y 17 de diciembre no solo tendría restaurado el sueldo, sino también depositado los $30.000 del préstamo.

Confiada Inés aguardó, hasta que en el día de hoy cuando fue a retirar la plata del “Aguinaldo más la denominada quincenita” se dá con la lamentable noticia que también esos fondos le habían sido sustraídos de su cuenta de sueldo.

Por tal motivo intentó comunicarse con las personas de la financiera, quienes cambiaron su actitud y ante la requisitoria de Inés por lo sucedido, no solo cambiaron de número de teléfono, sino que subieron el tono y la amenazaron con poner abogados ellos también.

“Chichina” como se la conoce en la ciudad a Inés, padece Diabetes y por los nervios y malos ratos pasado, se le subió sus niveles de azúcar y ahora tiene mayores problemas, ya que no solo no tiene dinero, sino que las deudas se le acrecentaron sin poder solucionarlo, por lo que ya comenzó a solicitar asesoramiento jurídico para realizar una denuncia y que la justicia actúe a derecho.

Radio Metro de Chepes