El gobernador recibió a los choferes de San Francisco, que acampan en plaza 25 de mayo, con la promesa de que la empresa vuelva a prestar servicios en la provincia, entre otras promesas.

El delegado gremial Eduardo Perazzo, dijo que «es bueno que se abra un canal de diálogo, cosa que antes no teníamos». Agregando que «nos prometió que la empresa puede seguir en la provincia, y que los dueños de la empresa ya pueden venir a firmar el convenio para prestar servicios como antes».

«De esta forma, la empresa puede tener los fondos del subsidio de transporte, y de esa manera para que nos puedan pagar los sueldos», recalcó.

«No tenemos nada firmado, es por eso que seguiremos en la plaza hasta tener una seguridad de las promesas del gobernador. También dijo darle una solución al compañero Hugo Romano, en asistirlo con una prótesis», señaló.

Otra de las posibilidades que propuso el gobernador, es que las unidades sean compradas por la provincia, y de esa forma poder pagar las indemnizaciones de todos los choferes, y organizar una junta médica para que algunos de los choferes sean absorbidos por Rioja Bus, según declaró a medios locales Perazzo.