El director del hospital se refirió al comienzo de la vacunación contra el coronavirus como un «día histórico en la salud mundial y sobre todo en Argentina y sólo los que pasaron por la enfermedad en estado de moderado a grave saben la importancia de vacunarse».  

Cuando fue consultado sobre las dudas que se generaron alrededor de la Sputnik V, Parisi indicó que «tenemos una de las vacunas más importantes del mundo, que se fabricó en uno de los laboratorios más importantes del mundo, que creó la vacuna contra el ébola. Es cierto que hay un montón de incertidumbres en la vacuna, como lo sigue habiendo en el mismo virus, pero sabemos que con las dos dosis la efectividad supera el 95% y fue la vacuna que menos efectos adversos ha provocado». 

En ese sentido, destacó que «con los ojos vendados recomendaría a mis familiares que se la pongan, es una vacuna eficaz que la hizo Rusia, una potencia mundial y no hay mucho que dar vuelta, todas las vacunas tienen una reacción en el cuerpo, así como vacunamos a nuestros hijos que desarrollan una pequeña gripe o fiebre, es normal porque estamos introduciendo un virus al cuerpo para que reaccionen las defensas» afirmó.

El doctor Parisi explicó además que ninguna vacuna da 100% de eficacia, «ni de la gripe ni varicela, todas van a tener efectos adversos o algún tipo de molestia en algún paciente, por más que se completen todas las fases de investigación, siempre va a faltar algo, la mayoría de todas las fases se han pasado de forma acelerada en las vacunas contra el Covid, pero lleva controles rigurosos, en el caso de la vacuna rusa tiene otra composición genética que no la tiene Oxford o Pfizer que hasta ahora los resultados son mejores y gracias a Dios le tocó a Argentina esta vacuna, luego que lleguen las otras, la gente elegirá cuál aplicarse». 

Al respecto, agregó que no debemos esperar a que llegue la segunda ola, porque sino «va a ser caótico si no nos aplicamos la vacuna, yo no arriesgaría de nuevo la vida de mis seres queridos y sin duda me la voy a colocar«. 

En cuanto a la aplicación de la vacuna, Parisi destacó que por ahora se está vacunando únicamente al personal de salud y posteriormente se vacunará al personal de seguridad y luego a la población de riesgo, exceptuados los mayores de 60 años teniendo en cuenta que no se culminó la investigación en esa franja etaria.

Con respecto a las dosis, Parisi comentó que «es importante que a los 21 días se apliquen la segunda dosis, si no se la coloca, la persona se puede contagiar y no alcanza el 95% de efectividad». Las personas que ya padecieron la enfermedad tienen que esperar 90 días del alta médica y recién se aplican la vacuna.