En otro golpe al bolsillo, la petrolera estatal justificó el primer aumento del año al indicar que es consecuencia de la suba dispuesta en el valor de los biocombustibles. La imitarán en las próximas horas las demás empresas del sector.

Por primera vez en el 2021, YPF anunció que desde este martes aumentó el precio de sus combustibles un 2,9%, tanto el de la nafta como el del gasoil, en todo el país. Es como consecuencia de los recientes incrementos en el costo del biodiesel y del etanol, dispuestos por el Gobierno nacional.

Así lo comunicó la empresa a través de un comunicado en el que precisó que la suba comenzará a regir desde “la madrugada del 5 de enero”, momento en el cual se ajustará el componente de los bios en los combustibles.

El último aumento que informó la compañía estatal fue del 4,5 por ciento, en promedio, y empezó a regir el 16 de diciembre del año pasado. En ese momento, la medida se tomó para “acortar las brechas entre AMBA y el resto de las provincias”.