Hasta las propias crónicas oficiales no pueden tapar el relato. Y es que el gobierno nacional y provincial, no paran de construir un escenario de gestión ejemplar en el tratamiento de la pandemia. Los números lo demuestran con 1,885,210 de argentinos contagiados y 47,253 muertos al 27 de enero, y contando.

Y las proyecciones de los especialistas son casi catastróficas, con más de 2 millones de infectados y más de 50 mil muertos en el mes de marzo

Los números oficiales dan cuenta que 266.969 argentinos fueron vacunados con la primera dosis, y de las cuales tan solo 38.911 recibieron la segunda dosis.

Cuando el Gobierno nacional acordó con Rusia la adquisición de la vacuna Sputnik V, el presidente Alberto Fernández adelantó que durante el mes de diciembre del 2020 se vacunaría a 10 millones de argentinos.

Con el panorama un tanto complicado, ya que las primeras dosis llegaron recién para Navidad, se cambió el objetivo pero la ambición discursiva no se detuvo y se prometió otra gran cantidad de inmunizaciones que tampoco será cumplida.

En ese caso fue el ministro de Salud, Ginés González García, quien vaticinó que se podrían vacunar a 10 millones de personas para el mes de febrero, todas con la Sputnik V.

«En enero tendremos la capacidad de vacunar a 5 millones de personas, sumando también, otras 5 millones de persona más en febrero. Nuestro objetivo es alcanzar las 10 millones de personas vacunadas», tuiteó Ginés, y que posteriormente borró.

Sin embargo, otra vez la realidad le asestó un duro golpe al relato oficial, ya que ni en diciembre se vacunó a 10 millones de argentinos, ni en enero a cinco. Es más, la cifra real está muy lejos de las expectativas.

Según el informe actualizado de Novimac, el Registro Federal de Vacunación Nominalizado, al día 26 de enero, han sido vacunadas 266.969 personas con la primera dosis, y de las cuales solo 38.911 recibieron también la segunda.

En un año de elecciones, el relato será multiplicado en gestiones llamadas «históricas» por medios oficialistas, pero también crecerá el pedido de la gente ante un escenario real de muchos infectados y muertos en los próximos meses.