La importante ola de delitos contra la propiedad parece no tener fin y en lugar de disminuir en cantidad crece día a día, aunque también hay que reconocer que el número de delitos esclarecidos por la Policía también crece.

El turno de las últimas de éste martes fue para un vecino que estacionó su motocicleta en la vereda del Albergue Néstor Kirchner, en la zona Sur. Minutos después salió y se dio con la desagradable sorpresa de que se la habían robado, pese a que estaba con seguridad de candado. La pareja de delincuentes que robaron no se percataron de que estaban siendo registrados por las cámaras de seguridad.

El indignado damnificado radicó la denuncia en sede policial de la Comisaría Octava, desde donde los uniformados se constituyeron directamente a la casa de un menor de edad, conocido en el ambiente delictivo.

El individuo se encontraba escondido en la terraza de su vivienda y la propia madre autorizó a los efectivos a ingresar al lugar, donde fueron violentamente agredido por el menor. Luego de reducido y puesto a disposición de la justicia se cumplió un allanamiento en una vivienda y taller del asentamiento La Banderita, donde el propietario del taller, que fue quien pidió el rescate y la pareja quedaron detenidos.

Nueva Rioja