*Por Juan Pablo Parrilla

A 6 años del accidente de Villa Castelli en el que murieron 10 personas, la causa abierta en la justicia federal riojana se encuentra otra vez empantanada, mientras que en los últimos meses en los tribunales franceses fue imputado un director de la productora que estaba filmando el reality show cuando se produjo la tragedia. La empresa también fue recientemente condenada en el país europeo a pagar una indemnización.

Según informó la agencia AFP y replicaron los principales medios de Francia, el 7 de octubre del año pasado la justicia de ese país imputó a Nicolás Roussel, director de la productora ALP. Lo acusó de cometer el delito de “homicidio involuntario”.

Roussel era hasta ese momento en la causa un “testigo asistido”, un estatus que en la legislación argentina no existe y que es una suerte de posición intermedia entre la del simple testigo de un delito y un acusado. Según las fuentes consultadas, se usa cuando los jueces no encuentran suficientes pruebas para imputar a un sospechoso, pero dejan abierta la posibilidad de hacerlo en el futuro.

Crash "Dropped" en 2015: le directeur de la production mis en examen pour  "homicides involontaires" - Nice-Matin
El ciudadano francés Nicolas Roussel fue imputado por «homicidio involuntario».

La agencia AFP precisó que ahora la situación de Roussel cambió, pues lo acusan formalmente de “haber subestimado el presupuesto destinado a los recursos aéreos, haber hecho que los pilotos y helicópteros finalmente involucrados en el accidente fueran seleccionados por criterios principalmente económicos más que por competencia, y no garantizar a los pasajeros condiciones normales de seguridad para su transporte”. Esta acusación, según las fuentes citadas, abre el camino a una posible implicación penal de la productora ALP, pues en Francia las empresas pueden ser perseguidas por la justicia criminal.

A la hora de valorar la imputación de Roussel, la abogada de la asociación de víctimas el accidente, Solenn le Tutour, declaró que es “un gran paso en la búsqueda de la verdad”.

Roussel se sumó así en la causa francesa a Peter Högberg, un supuesto ex militar sueco que estaba a cargo de la logística del reality show y al que nadie había investigado hasta que un artículo de EL FEDERAL reveló su posible responsabilidad. También está acusado de homicidio involuntario, mientras que en Argentina fue imputado a fines de 2019 por el delito de “estrago culposo”. La Fiscalía pidió su captura internacional para que preste declaración indagatoria.

Peter Högberg estaba a cargo de la logística del reality show.

Una curiosidad. Mientras que Roussel y Högberg están acusados en Francia de homicidio involuntario, en Argentina el delito por el que se los imputó a los siete sospechosos (entre ellos, el propio Högberg) es estrago culposo, una figura excarcelable que en su forma agravada tiene una pena máxima de 5 años prisión.

La otra novedad que se conoció en Francia en enero pasado, también a través de un cable de la agencia AFP, es que la productora ALP fue civilmente condenada en un tribunal de la ciudad de Laon por “mala conducta inexcusable”, en el marco de un juicio iniciado por la viuda y los dos hijos de una de las víctimas fatales del accidente, el ingeniero de sonido Edouard Gilles. La empresa deberá indemnizarlos con 98 mil euros.

Edouard Gilles participait à ce funeste tournage de Dropped le 9 mars 2015. Il avait prévu de participer une dernière fois au tournage de Koh Lanta avant de prendre sa retraite.
Edourd Gilles, una de las víctimas fatales del accidente de Villa Castelli.

ALP había alegado a través de su abogado, Cédric Fischer, que tomó “medidas para proteger a los empleados y participantes” y que había contratado, por un lado, a Peter Högberg, a quien definió como “un profesional de la seguridad”, y por otro, a un “profesional del rodaje”, en referencia a la empresa SAX, cuya cara visible era los productores argentinos Gustavo Gordonas y Carola Iujvidin, ambos imputados por la justicia federal.

Muy lejos de esos avances en Francia, la causa en Argentina tuvo una grosera paralización el último año, según dos fuentes ligadas al expediente que fueron consultadas por EL FEDERAL.

virginia-miguel-carmona-655 – Radio Nacional
La fiscal federal Virginia Miguel Carmona tiene a su cargo el expediente.

¿Qué pasó? A fines de 2019, poco después de las elecciones, la fiscal realizó una reformulación de los hechos, citó nuevamente indagatoria a los cinco acusados y agregó dos imputaciones: la del ex intendente Alberto Paredes Urquiza y la del sueco Peter Högberg.

Esas audiencias testimoniales fijadas para marzo del año pasado fueron suspendidas debido a la feria judicial extraordinaria por la pandemia. Y hasta donde pudo averiguar este medio, no se volvieron a reagendar.

“Esperábamos que después de la feria de enero se fijen las fechas, pero eso no nos han notificado aún”, indicó al respecto uno de los abogados que participan del expediente.  

SEGUÍ LEYENDO:

EXCLUSIVO – El documento en el que Paredes Urquiza autorizó el préstamo del helicóptero que se accidentó en Villa Castelli

Cómo impacta el último dictamen de la fiscal en la causa por el accidente de Villa Castelli