[REDACCIÓN EL FEDERAL] La madre de uno de los tres jóvenes detenidos por la supuesta agresión a otro en la localidad de Villa Castelli denunció que, en realidad, los acusados habían defendido a una mujer del ataque de otro muchacho, que sería hijo de una familia poderosa de la zona.

La denunciante, de apellido Idalia, sería policía. En diálogo con Radio 7 de Villa Unión aseguró que el domingo, un grupo de jóvenes había ido a una casa, donde según las fuentes consultadas estaban cuatro chicos, Fabricio Valenzuela, Miguel Alanís, Ariel Carrizo, Juan Pintos y una joven, entre otras personas.

«Juan Pintos la cargoseaba y manoseaba. Como ella no lo dejó, la tomó del cuello, la agredió y le pegó en el ojo. Los otros tres chicos la defendieron para que no se la llevaran en contra de su voluntad”, relató, según reprodujo Radio Fénix.

Los tres jóvenes y la supuesta víctima fueron detenidos. La mujer denunció que «en ningún momento a ella le dieron sus derechos». En cambio, la Función Judicial informó a los medios a través de canales informales que la joven se negó a declarar.

El supuesto agresor, en tanto, según esas mismas fuentes, recibió tres puntazos, uno de los cuales fue profundo, y fue trasladado a Chilecito. «Lamentablemente, JP es hijo del poder y tienen plata, y nosotros somos pobres. Su mamá tiene amistad con el [juez en el Criminal y Correccional, Andrés] Romero, y el fiscal [Daniel Zalazar]”, reprochó denunciante.

La mujer que realizó la denuncia aseguró además que la intención del juez Romero de la causa [ver foto] es trasladar a los tres detenidos a la alcaidía policial, en la capital. “Los chicos defendieron a una mujer, por eso están presos”, lamentó.