*Por Juan Pablo Parrilla

Acreditación, registro, vacuna y recuperación. Cuatro pasos en medio hora. Así de simple es el proceso en los cuatro centros de vacunación que tiene La Rioja. EL FEDERAL recorrió dos de ellos.

Las personas que llegan a los centros son recibidas por personal del COE e higienizadas. Allí les indican que el primer paso es su acreditación, donde se controla en un mostrador que el vecino esté en los padrones que todos los días envía el sistema en base a los turnos previamente asignados. No se atiende a nadie sin turno.

Primer paso: las personas se acreditan en el escritorio de la derecha.

Una vez que su identidad es constada, las personas pasan a un segundo sector, donde realizan la registración, que consiste en ingresar los datos personales en un registro nacional llamado “NOMIVAC”. En ese lugar también les entregan los carnets de vacunación.

Luego de la acreditación y el registro, las personas pasan a la tercera etapa, que comienzan en una sala de espera pegada a los box de vacunación. Según el lugar y el tipo de vacuna a aplicar, la demora se puede estirar unos minutos más. Por ejemplo, en el Superdomo se aplica la vacuna Sputnik V que en la mayoría de los casos viene en frascos con cinco dosis, por lo que los grupos pasan a inocularse una vez que se juntan cinco personas.

En el Superdomo esperan a que se junten cinco personas para ser vacunadas a la vez.

Ya en el box de vacunación, las enfermeras aprovechan el tiempo que tarda en descongelarse la vacuna para evacuar dudas. Y finalmente llega la inoculación.

Mientras se descongela la vacuna, las enfermeras evacúan dudas.

El cuarto y último paso es en la llamada “sala de recuperación”, a donde los vacunados deben esperar 15 minutos para ver si tienen efectos adversos. Para eso hay un médico y un consultorio equipado en caso de que deban intervenir, aunque hasta el momento no fue necesario. Todos los efectos adversos fueron leves.

En la «sala de recuperación» los vacunados deben esperar 15 minutos.

El proceso demora unos 30 minutos. Es muy rápido. Con algunas pequeñas diferencias, en todos los centros es similar. Son cuatro:

  • En el Superdomo para personas de entre 60 y 69 años.
  • En el Polivalente de Arte se vacunan los mayores de 70.
  • La sede del Sindicato del Plástico es para personas de entre 18 y 59 años con comorbilidades.
  • En el Estadio de Vargas se aplican las segundas dosis.

Para cerrar, una aclaración importante. Las autoridades de los centros pidieron remarcar dos cuestiones. Primera: hay que ir con turno sí o sí, sin excepciones. Segunda: las personas preinscriptas menores de 69 años deben revisar en el sistema si les asignaron el turno, pues las autoridades sólo se comunican telefónicamente con los mayores de 70 años. La responsabilidad de que el proceso funcione es de todos.