[REDACCIÓN EL FEDERAL] Una vez más, desde el Centro Regional de Hemoterapia de La Rioja solicitaron que las personas recuperadas de COVID-19 se acerquen para donar plasma. La provincia atraviesa una situación preocupante por la falta de sotck.

De diez personas recuperadas que pueden ser donantes, una sola dona plasma. Estamos con un stock muy reducido”, lamentó la médica Blanca Cisterna.

Las personas que se han recuperado de la COVIDd-19 desarrollan defensas naturales contra la enfermedad, los famosos anticuerpos, que se encuentran en una parte de la sangre llamada plasma.

La doctor Cisterna explicó que lo ideal es donar la más pronto posible, una vez que reciebn el alta. «En los días posteriores van disminuyendo los anticuerpos hasta desaparecer. Hay gente que a los 2 meses de recuperado no tiene nada ya”, completó en una entrevista con Medios Provincia.

Con ese plasma de recuperados se pueden pueden hacer dos preparaciones. En primer lugar, el plasma de convaleciente, que es el plasma que contiene estos anticuerpos. En segundo lugar, la inmunoglobulina hiperinmune, que está más concentrada y, por lo tanto, contiene más anticuerpos.

El proceso de extracción es muy sencillo y no es como una donación de sangre. «No se extrae ni un solo glóbulo rojo, es solo plasma lo que se le extrae al donante, y la única indicación que le damos luego a la persona es que debe consumir agua, nada más”, indicó al respecto la médica.