Una familia aislada por COVID-19 estuvo 5 días sin asistencia: no tenían ni agua, ni alimentos

La insólita excusa de un concejal del departamento

0
346

El caso se dio en la localidad de Desiderio Tello, cuando una familia con un joven positivo por COVID-19, y donde todos estaban aislados, pidió ayuda al COE de su departamento, pero no los atendieron porque el fin de semana no había nadie.

En la mañana de este lunes, el concejal Raúl Yalis, oriundo de la localidad de Desiderio Tello, intentó brindar explicaciones respecto a un vecino de esa localidad que dió positivo para COVID-19 y que denunció que no fue asistido por absolutamente nadie.

El edil dialogó en la mañana de este lunes con medios locales, donde intentó brindar explicaciones sobre la situación que se había planteado sobre la no asistencia a una persona que había resultado positivo para COVID-19 en Desiderio Tello, sumado también a audios de WhatsApp que se viralizaron donde a quienes están al frente de la delegación les parece incomprensible que no tenga a nadie que lo pueda ayudar.

Consultado Yalis sobre el porqué no se le brindó la asistencia necesaria, respondió: “venimos de un fin de semana largo, hay que organizarse, hay que hacer un trabajo bien hecho en ese sentido”, incluso reconoció que tanto el aislado como sus familiares que también fueron puesto en cuarentena le solicitaron al delegado que les lleve agua, “pero recuerden que anduvieron las máquinas en nuestra localidad y tuvimos un problema con el único vehículo que tenemos en nuestra localidad, pero hoy en día se los va a asistir (por este lunes)”.

El funcionario parece no dimensionar que desde el jueves pasado hasta hoy lunes han transcurrido cinco días en los cuales no tuvieron la contención que se necesita en este tipo de casos, máxime cuando expresa que les pidieron agua y no se la llevaron porque tenían problemas de movilidad, en una localidad que no tiene una gran extensión. El concejal hizo hincapié en que “estábamos con guardias mínimas, después el día jueves y viernes no trabajó nadie, estaba cerrado la mayoría de los negocios, pero no responsabilizo a nadie, nos fuimos organizando de acuerdo a como a ido evolucionando el virus, el mundo se ha visto superado por esto, son cosas que vamos a tener que ver“, declaraciones que se hubiesen podido aceptar en los primeros meses de pandemia, no después de una año de la misma.

Nuevamente queda expuesta la falta de previsibilidad de quienes actualmente conducen el COE departamental, Desarrollo Social y aquellos que deben llevar soluciones a la gente. No se puede poner como excusa un fin de semana largo, con ese criterio habría que frenar los contagios o que el virus se tome un descanso dado que no se trabaja o los negocios están cerrados, bizarro por donde se lo mire.