Las galletas con forma de animales son algunos de los dulces más icónicos de nuestra infancia, pues eran infaltables en cualquier fiesta infantil y hasta el día de hoy, incluso muchos la siguen consumiendo. Sin embargo, en Francia, al parecer quieren prohibirlas para siempre del mercado.

La ONG ’Vegan Sociaty’, que impulsa el estilo de vida vegano, asegura que estas galletas «incentivan el sentimiento de superioridad hacia otros seres vivos». Por lo que no buscan su prohibición por los ingredientes que contiene, sino por la forma que tiene la golosina.

“El consumo de galletas de animales reitera a los niños su acceso privilegiado al mundo natural, y a todos los animales, ya que los convierte en subordinados. Al poder ‘recolectar’ animales, manipularlos y comerlos, se resaltan las nociones de supremacía humana sobre otras especies”, dijo Corey Lee Wrenn, una eco-feminista y profesora titular de sociología en la Universidad de Monmouth (Kent).

La docente también comentó que su justificación también aplica para las gomitas de ositos y gusanos de caramelo.
Objetivo logrado

Cabe destacar que aunque la petición de asociación vegana parezca excéntrica, hace un tiempo la organización PETA (Personas por el Trato Ético de los Animales) logró que un fabricante de galletas que mostraba animales enjaulados, quedara fuera del mercado. Por lo que no sería de extrañar que ’Vegan Sociaty’ finalmente también consiga lo que se propone.