*Por Juan Pablo Parrilla

Pese a las medidas para restringir la circulación que tomó el gobierno de La Rioja, entre la noche del jueves 9 y el mediodía del miércoles pasado, en la provincia hubo 16 muertos en cinco accidentes de tránsito.

El accidente que captó mayor atención fue el terrible choque frontal entre una ambulancia y un auto en la ruta 38, por el que murieron 11 personas. El único sobreviviente es uno de los choferes, que permanece internado en el Hospital Barros y se salvó por el cinturón de seguridad.

En la provincia hubo otras víctimas mortales en los últimos días. La saga comenzó el jueves pasado, a las 21.35, en Nonogasta, donde murió un joven de 17 años que estrelló el auto que conducía contra un árbol en el barrio El Asfalto.

En las siguientes 28 horas hubo otras tres víctimas fatales por siniestros viales. En la tarde del viernes falleció una nena de 3 años que salió corriendo hacia la calle y fue arrollada por un camión que llevaba materiales para la construcción en la zona sur de la capital.

Pocas horas después, a la 1.45 de la madrugada, una camioneta chocó de atrás a un camión sobre la ruta 74 y dos mujeres perdieron la vida en el acto. Fueron identificadas como Gregoria Navarro y María Muñiz.

Ayer al mediodía se produjo otro accidente fatal, cerca de Loma Blancadonde volcó una camioneta y uno de los ocupantes salió despedido y falleció. Habían pasado 5 días, 14 horas y 25 minutos desde el siniestro en Nonogasta y La Rioja acumulaba 16 víctimas fatales en sus calles y rutas en menos de una semana.