[REDACCIÓN EL FEDERAL] Tras la presión mediática y en las redes sociales, los concejales de Chilecito que integran la comisión que investiga al edil Federico Salazar, que chocó borracho con un auto oficial, podría dictaminar a favor de la realización de un juicio político.

La comisión la integran los concejales Victoria Álamo, Daniel Gaitán y Nicolás Brizuela. Deben decidir el futuro del concejal que se negó a renunciar y afirmó que «a cualquiera le puede pasar».

Según Radio Fénix, dos de los concejales avalarían el juicio político, mientras que Gaitán no firmó el dictamen porque está aislada.

El caso en un primer momento pareció que iba a quedar en la nada, pero fue tal el escándalo que hasta el intendente Rodrigo Brizuela y Doria pidió la renuncia de Salazar, que según las fuentes consultadas es uno de los líderes de toma de la fábrica de Nonogasta.

La propia concejal Álamo había dicho en un primero momento que no habría un juicio político, sino que sólo se le iba a aplicar una medida disciplinaria. Ahora habría cambiado de decisión, pues un aval a un dirigente que chocó borracho con un auto que es del pueblo de Chilecito podría embarrar su carrera política.

SEGUÍ LEYENDO:

“Le puede pasar a cualquiera”, la explicación del concejal