En marzo una familia tipo debió tener $2.877 más que los que necesitó en febrero para no caer bajo la línea de pobreza. Además, se necesitaron $25.685 para no ser indigente. La Canasta Básica Alimentaria (CTA) aumentó un 4,5% con relación a febrero, en tanto que la Canasta Básica Total (CBT) subió un 5% con respecto al mes anterior.

Una familia riojana de cuatro integrantes necesitó contar con $60.874 en marzo para no ser considerada pobre.

Esta es la cifra estimada por el INDEC para el caso de una familia tipo (que se presume como un matrimonio de 35 años y dos hijos de 8 y 6 años). Esa construcción familiar es la que toma como referencia el organismo nacional.

Los datos difundidos por el INDEC arrojaron que en marzo esta familia tipo necesitó contar con $2.877 más que los que debió tener en febrero para no caer debajo de la línea de pobreza. Esto determinó un incremento del 5% en la línea de pobreza respecto del mes anterior.

Los datos publicados por el organismo estadístico nacional indican que en marzo el valor de la Canasta Básica Alimentaria (CBA) con relación a febrero aumentó un 4,5% mientras que la variación de la Canasta Básica Total (CBT) fue del 5% ya mencionado.

Por otra parte, los datos del INDEC indicaron que esa misma familia riojana necesitó contar en marzo con un ingreso mensual superior a $25.685 para no quedar debajo de la línea de indigencia. Esta línea significa el umbral de necesidades alimenticias mínimas consideradas esenciales para poder subsistir.

Además, el INDEC determinó que la variación de la Canasta Básica Alimentaria fue del 48% en marzo con relación al mismo mes del año pasado en tanto que la Canasta Básica Total registró una suba del 45% en marzo también con respecto a igual mes de 2020.