Tras 12 días de internación en su lucha contra el COVID-19, Jerónimo Quintela, director de EDELAR retomará el lunes a su actividad laboral. En una entrevista relató su experiencia, y destacó el acompañamiento de su familia y la atención del personal profesional y no profesional del Hospital Virgen de Fátima.

El hijo del gobernador contó que, tras enfermarse, un día se quedó sin aire, por lo que acudió a la revisión médica. “Allí me detectan una neumonía leve bilateral y deciden que regrese a casa a continuar con el aislamiento. Luego me vuelvo a quedar sin oxígeno y ven un avance en la neumonía por lo que se decide internarme. Estuve 12 días en el hospital, nueve en terapia intensiva”, relató Quintela.

jeronimo quintela's tweet - "Los días de internación no fueron fáciles; en  la cancha de la incertidumbre jugaban los miedos, los resultados de  laboratorio, la falta de oxígeno, como el ataque más

Contó que en todo momento puso voluntad para su recuperación. “Tenia en la mente todo el tiempo que iba a ser un buen paciente y me iba iba a bancar cualquier procedimiento para poder recuperarme cuanto antes y así fue”, dijo.

Resaltó también el acompañamiento de la familia en todo momento. “A aquellos que tengan un pariente COVID positivo, de forma constante denle ánimo, conténganlos”, aconsejó.

jeronimo quintela (@jeroquintela) | Twitter

Jerónimo continúa con su proceso de recuperación. “Me dijeron que la recuperación completa duraría 1 ó 2 meses. Fue duro lo que pasé”, explicó.

Por último, destacó el trabajo del personal del hospital de clínicas y de salud de la provincia, “en todo momento están atentos a uno, son excelentes trabajadores, toda mi vida les voy a agradecer a ellos”, dijo.

Fuente: Medios Provincia