[REDACCIÓN EL FEDERAL] El diputado Renzo Castro volvió a realizar un acto para entregar objetos de primera necesidad. Esta vez, fueron dos computadoras de las que brinda el gobierno provincial, a las que increíblemente les colocó un cartel con su nombre.

Al agradecerle al gobernador Ricardo Quintela por las ayudas, el propio Castro reconoció en un posteo en Facebook que no fue un acto de generosidad: el origen del dinero es Estado provincial, o sea, los impuestos que pagan todos los riojanos.

El acto de entrega y la foto para hacer propaganda política con dinero del Estado son, además, humillantes para quien recibe las ayudas.

Pero todavía más increíble es que en su posteo Castro asegure, tras entregar apenas dos computadoras, que “el acceso a los aparatos tecnológicos debe ser igualitario y normativo para todas y todos”. Quizás sea necesario explicar: la entrega a dos personas elegidas a dedo no es igualitaria ni normativa. Es simplemente un acto proselitista con el dinero de otros.

Castro había sido noticia hace poco por realizar un acto para entregar un router de los más económicos del marcado a la Escuela 415, desnudando un problema gravísimo: que una institución educativa necesite pedir a un diputado un dispositivo básico para la educación.

SEGUÍ LEYENDO:

Choclo-gate: la selfie con choclos que puede costar una reelección, el origen del dinero y qué dijo el diputado Romero