Apunta contra el arzobispo de Mendoza y otras cinco autoridades por la investigación interna contra uno de los monjes denunciados por abuso sexual eclesiástico.

El arzobispo de Mendoza y otras cinco autoridades eclesiales fueron denunciados ante el Vaticano como un coletazo de la investigación interna de la Iglesia Católica por abuso sexual eclesiástico en el Monasterio Cristo Orante de Tupungato.

Bajo la sospecha, dice el documento dirigido a la Congregación para la Doctrina de la Fe, de que los denunciados «cometieron u omitieron acciones para interferir o eludir las pesquisas de tipo canónica, administrativa y/o penal contra el monje Oscar Portillo», apartado por 5 años a modo de sanción.

La presentación fue dirigida al Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Luis Francisco Ladaria Ferrer, y apunta contra el jefe de la Curia local, Marcelo Colombo, el arzobispo auxiliar, Marcelo Mazzitelli, y el obispo de La Rioja, Dante Braida.

El arzobispo de Mendoza, Marcelo Colombo, y el Papa Francisco.

El arzobispo de Mendoza, Marcelo Colombo, y el Papa Francisco.

También involucra a Ricardo Medina, vicario judicial del Tribunal Interdiocesano Bonaerense, y a los presbíteros Ricardo Poblete y Mario Panetta, estos dos últimos de la Arquidiócesis de Mendoza.

«Para que se los investigue y determine las eventuales responsabilidades que pudieran surgir como consecuencia de haber incurrido en las faltas mencionadas en al artículo 1 de la Carta Apostólica “VOS ESTIS LUX MUNDI”», explicó el abogado Carlos Lombardi en representación de la víctima y denunciante de los abusos sexuales en el Cristo Orante.

La ley «Vosotros sois la luz del mundo» rige desde mayo de 2019 en la Iglesia Católica y tiene por finalidad perseguir los delitos de abuso sexual y su encubrimiento.

«Las responsabilidades que solicito se investiguen es por las acciones u omisiones dirigidas a interferir o eludir la investigación canónica, administrativa y/o penal contra el presbítero Oscar Portillo», quien junto a su par Diego Roqué Moreno fueron denunciados por Nicolás Bustos Norton.

El muchacho relató lo que sufrió entre los 17 y los 24 años cuando vivía en el monasterio tupungatino junto a los monjes Moreno y Portillo.

Intervino la Justicia y también la Iglesia con una pesquisa interna.

EL CASO

En los últimos días de 2018, dos curas fueron detenidos en el monasterio Cristo Orante, conocido por su paisaje turístico y por la vida de clausura de sus monjes. Un joven de 26 años que fue seminarista en ese lugar denunció haber sido vejado por estas personas entre 2009 y 2015.

Diego Roque y Oscar Portillo fueron detenidos e imputados por tres abusos sexuales -uno simple, uno con acceso carnal y otro en tentativa- agravados por su calidad de encargados de la guarda y dos hechos de corrupción de menores.

Estuvieron un tiempo alojados en el penal hasta que lograron obtener la prisión domiciliaria y en los primeros meses de 2020 se declaró el cese del arresto. En tanto que el monasterio fue cerrado por el Arzobispado a los pocos días.

cialis sipariş cialis 100 mg cialis 5 mg geciktirici viagra