*Por Juan Pablo Parrilla

La Legislatura de La Rioja nombró ayer a cinco nuevo jueces y hubo debate entre los legisladores por la alteración del orden de mérito de las ternas de postulantes enviadas por el Consejo de la Magistratura. No obstante, no se repitieron los gritos y chicanas de la sesión del jueves, cuando se produjo la ruptura definitiva del bloque Rioja Querida con el oficialismo.

La designación de nuevos jueces fue el único tema que se trató en la sesión especial de este viernes. Había seis nombres para cinco cargos. La única que quedó afuera fue Analía Ramallo Parco Parisi, que tal como adelantó EL FEDERAL, estaba postulada en tres de las cuatro ternas y, en una de ellas, con el mejor puntaje.

En concreto, se designaron para la Cámara Tercera en los Criminal y Correccional de la capital, a Karina Cabral, actual jueza transitoria de Violencia de Género, y a Gustavo Farías, hasta ahora titular del Juzgado de Instrucción Nº 3, quienes integrarán las salas 4 y 5.

Una curiosidad: según a las fuentes consultadas, Cabral y Farías ocuparán los lugares de los jueces transitorios Ariel Bacco y Fernando Romero, que participaron del concurso, pero fueron reprobados en un examen escrito sobre cuestiones judiciales vinculadas al cargo que actualmente ocupan.

El que quedó afuera de esa terna para la Cámara Tercera fue el juez Raúl Gustavo Díaz, titular del Juzgado de Instrucción de Aimogasta, que había quedado en segundo, pero en otro concurso, el del Juzgado de Instrucción Nº 1 de la capital, fue finalmente fue designado.

Los otros dos juzgados que ahora tendrán a un juez titular son los de Violencia de Género y Protección Integral de Menores, donde fueron nombradas Ivana Gisela Flamini y Jésica Díaz Marano. Ambas habían sacado menos puntaje que Ramallo Parco Parisi en los dos concursos, pero contaron con la bendición del oficialismo.

Otra curiosidad: con 63,95 puntos en el concurso, Flamini fue la única de los seis postulantes que estaban en carrera que obtuvo un puntaje por debajo de los 71 puntos. Quedó tercera en su terna y aun así fue nombrada por encima de Ramallo Parco Parisi, que estaba primera en el orden de mérito.

Díaz Marano, en tanto, reemplazará a Karina Cabral, que actualmente es suplente en ese juzgado y había quedado primera en el concurso para permanecer en el cargo como titular, pero finalmente fue designada como camarista.

El debate jurídico

La controversia que sobrevoló la sesión fue la decisión del peronismo de imponer su mayoría y alterar el orden de mérito de la terna, es decir, no designar al concursante que tenía mejor nota.

¿Cómo es el proceso? Los postulantes a integrar los tribunales de la provincia deben atravesar varias etapas, entre ellas, un examen escrito, uno oral y una entrevista. Luego son evaluados y se arma una terna de acuerdo a los puntajes que obtuvieron en las distintas instancias. Y por último el Consejo de la Magistratura envía esos tres nombres a la Legislatura para que los diputados designen a uno.

El artículo 155 de la Constitución provincial establece que la elección debe ser “respetando el orden de mérito, pudiendo alterarlo fundadamente”. Esto quiere decir que la regla es que los diputados deben designar, en principio, al candidato que más puntos obtuvo, pero pueden optar por el segundo o el tercero “fundadamente”. Y ahí está la pregunta: ¿qué es lo que hace que un argumento sea válido para alterar el orden?

El que encabezó la bandera de los argumentos oficialistas fue el diputado Ricky Herrera, quien subrayó que Flamini, que fue nombrada a pesar de quedar última en la terna, “tuvo una de las mejores entrevistas”. También leyó su currículum y manifestó: “No podemos descartar la valoración política. En nuestra comisión tenemos una diputada psicóloga que ha podido analizar el perfil de los postulantes (SIC). Es el perfil buscado para dar garantía a los justiciables, un perfil con sensibilidad social”.

Además, Herrera subrayó que la actual ministra de Justicia, Gabriela Asís, fue nombrada en su momento como jueza de Violencia de Género con el orden alterado, algo que fue desmentido por Gustavo Galván, quien participó en la elección de las ternas como representante de la oposición.

Galván remarcó que no había argumentos para que Ramallo Parco Parisi no sea designada. “La alteración del orden de mérito tiene que ser debidamente fundada, porque si no lo hacemos, seguimos dejando que la política elija a los jueces. Si no hay un fundamento académico o científico, seguimos dando argumentos para que la gente no crea en el sistema judicial”, expresó.

Para rebatir a Galván, el diputado Pedro Goyochea recordó que a nivel nacional, de las 25 ternas que envió el ex presidente Néstor Kirchner al Senado nacional, sólo en cuatro se respetó el orden de mérito, mientras que durante la gestión de Mauricio Macri se modificó la nómina en 37 de los 40 concursos que hubo.

Por último, un mucho más calmado Elio Díaz Moreno –tras su denuncia del “van por todo” del jueves– remarcó que Ramallo Parco Parisi estaba en tres ternas. “Hay una valoración negativa de una mujer que fue excluida de tres juzgados a pesar de que en las ternas estaba primera, segunda y tercera”, advirtió.

Juzgado vacantes

Tres de los concursantes nombrados ayer ya son jueces. Una de ellas es Karina Cabral, quien será reemplazada por Díaz Marano. Los otros son Gustavo Farías y Gustavo Díaz, que eran titulares en sus juzgados y ahora deberán ser reemplazados.

En el caso de Farías, dos fuentes indicaron que se rumorea en Tribunales que sería reemplazado de manera transitoria por Bacco –uno de los dos jueces que reprobó el examen escrito–, aunque el dato no pudo ser corroborado con una fuente oficial.

cialis sipariş cialis 100 mg cialis 5 mg geciktirici viagra