Adriana Lopez es mamá de tres pequeñas niñas y vive en el sector noroeste de la ciudad de Chepes, en una lugar donde no hay muchas viviendas, y en su precaria vivienda debió soportar el ingreso de malvivientes que le robaron la única garrafa que tenía para alimentar a sus pequeñas.

El pasado viernes Adriana dialogó en exclusiva con RADIOMETRO y contó lo que le sucedió en la vivienda donde vive con su tres pequeñas hijas, de 4, 6 y 8 años. El domicilio donde residen tiene varias cosas que son precarias, y si bien tiene una estructura de material, no pudo lograr comprar las ventas del inmueble y por ello debe utilizar colchas, sábanas y un poco de cartón prensado para evitar que el frío ingrese al interior.

La mamá comentó que el lunes pasado, “mientras estaba cocinando para mis hijas, me patearon la puerta, rompieron la bisagra y la puerta quedó colgando y yo estaba con mis hijas en el interior, por eso llamé de inmediato a un remis y me fui a mi abuela por miedo”, algo que debería preocupar y mucho, ya que estamos ante malvivientes que ya ni siquiera respetan que las casa puedan estar con los propietarios en el interior de las mismas.

“En el día de hoy (por el viernes), me rompieron la ventana y me robaron la garrafa, que en realidad no es mía, me la habían prestado, y ya no puedo porque estoy sola con las nenas, cuando llamo a la policía la respuesta de ellos es que cuál es le miedo que tengo yo, se supone que ellos están para cuidarnos” expresó Adriana muy molesta por la inacción de los efectivos.

A pedido la ayuda de diferentes funcionarios para poder conseguir lo que necesita para terminar de darle seguridad a la vivienda, pero aún no ha tenido respuesta favorable de ninguno, solamente le entregaron un colchón y dos frazadas, “yo no tengo como comprar, solamente cobro asignación, no me ayuda el papá de las nenas, nada, y la casa la hizo mi mamá, y el lote lo estamos pagando, todavía nos quedan muchas cuotas“.

Las últimas horas ha debido pasarla en la casa de su abuela durante el día, pero por la noche debe regresar a la vivienda ya que no tiene lugar para alojarla de manera permanente, y es allí donde necesita la garrafa para poder calentar aunque sea agua y hacerles leche, sobre todo a las más pequeña, de hecho algunos vecinos le prestan ocasionalmente una jarra eléctrica para que pueda alimentarla.

Aquellos que puedan colaborar con prendas de invierno y calzado serán bienvenidos, los talles son: Números 25, 30 y 31 en calzado, mientras que en la ropa tienen como talles 6/8, y 12. quienes puedan y quieran aportar se pueden comunicar por solo por llamadas al 3821-453676.

Radio Metro de Chepes

cialis sipariş cialis 100 mg cialis 5 mg geciktirici viagra