La licenciada Susana Nader descargó su enojo en las redes sociales porque una madre le envió una tarea de su hijo a las 2 de la mañana

También aprovechó para criticar al ministro de Educación, Ariel Martínez, porque -dijo- los «proyectos integrados» no sirven si el alumno no se conecta. Continuó diciendo que «no sirven si solo el docente sabe usar un aula virtual y el alumno te sigue enviando la tarea por WhatsApp, porque a ellos nunca los capacitaron en herramientas digitales, y sólo saben de redes sociales.»

Del mismo modo, aseguró que silenciar o apagar el teléfono no es una opción porque «pienso en algunos de mis familiares que están complicados y pueden necesitarme, tener el teléfono apagado o silenciado en estos tiempos no es una opción para mi.». 

Asimismo, contó que se tiene que levantar a las 8 porque tiene clases virtuales y seguramente «solo tenga 3 alumnos conectados como siempre, pero ellos no tienen la culpa de cumplir con su obligación, ellos de alguna manera son y serán siempre los chivatos de quienes no se conectan y a los que usan para pedir la tarea sin vergüenza de nada»

Finalemente, reconoció sentirse frustrada como docente.

EL POSTEO COMPLETO DE NADER:

Exactamente 15 minutos mandando una foto detrás de otra. El susto que me llevé no vale ni mi sueldo entero. A 1 día de salir de vacaciones hay quienes decidieron ponerse al día y luego vendrán las quejas de los papás diciendo que su hija mandó todo, que estuvo hasta vaya saber que horas completando la carpeta.

Los proyectos integrados que tanto promociona el Sr ministro de educación Ariel Martinez no sirven si el alumno no se conecta, no sirven si el alumno se limita a copiar una carpeta y enviarla. No sirven si solo el docente sabe usar un aula virtual y el alumno te sigue enviando la tarea por WhatsApp porque a ellos nunca los capacitaron en herramientas digitales, y solo saben de redes sociales.

Seguramente me dirán ‘profe, silencie su teléfono y al otro día lo revisa’, pero saben qué? Pienso en algunos de mis familiares que están complicados y pueden necesitarme, tener el teléfono apagado o silenciado en estos tiempos no es una opción para mi.

Ruego a Dios y espero que el 26 volvamos todos y no solo algunos, porque esta situación yo no la aguanto más. Necesito descansar, planificar pero para una enseñanza real y constructiva. Se necesita reconstruir, vincularnos aunque sea a través de protocolos.

Mis alumnos necesitan volver al hábito de levantarse temprano, de cumplir con un horario de aprender a aprender y a ser. Pueden vender lo que sea en educación, pero desde ya les digo que nada sirve sin buenos hábitos. La disciplina no es enemiga del entusiasmo por aprender, eso sí, hay que ponerle un poquito de ganas.

Son las 3 a.m. de la mañana, decidí escribir, quizás así pueda volver a conciliar el sueño, mi próxima clase comienza a las 08 a.m. Es probable que solo tenga 3 alumnos conectados como siempre, pero ellos no tienen la culpa de cumplir con su obligación, ellos de alguna manera son y serán siempre los chivatos de quienes no se conectan y a los que usan para pedir la tarea sin vergüenza de nada. Son chicos, si, formándose en la carrera del vivo criollo.

Y ahora me dirán ustedes como sigue esto?

Por primera vez en mi vida me siento frustrada como docente. Todo está mal y no me queda ni voz, ni fuerza para lucharla.

Lic. Susana Nader. 

Fuente: Fénix

cialis sipariş cialis 100 mg cialis 5 mg geciktirici viagra