Así lo confirmaron fuentes judiciales, que dieron a conocer tres casos de Violencia de Género, en los que tuvo que intervenir la Justicia para proteger a las víctimas. En este sentido, se ordenó medidas cautelares para resguardar a tres mujeres que denunciaron a distintos agresores respectivamente.

Durante la jornada de ayer, se tomó conocimiento sobre las resoluciones tomadas por la jueza Gabriela Asís, quien se encuentra a cargo del Juzgado de Violencia de Género y Protección Integral del Menor Nº 1. En este sentido, tomó intervención en tres casos de violencia para proteger a las denunciantes.

Siguiendo esta línea, el primero de los casos tiene como víctima a una joven de 18 años, quien denunció a su padre de 51 años. Según relató, el 16 de marzo la mujer se dirigió a la casa de su abuela, donde se encontró a su padre en estado de ebriedad. El mismo, luego de agredirla verbalmente, tomó un objeto punzante y la obligó a tener relaciones sexuales con él, desconociendo este matutino si logró su aberrante objetivo.

De acuerdo a las circunstancias, la magistrada indicó que el hecho califica como Violencia de Género, por lo que resolvió dictar medidas cautelares para ayudar a la joven. Asimismo, ordenó el cese de los actos de perturbación e intimidación, la prohibición de acercamiento a la mujer, como así también la comunicación por cualquier medio,

Madre e hija

En tanto al segundo caso que se dio a conocer fue el de una mujer que denunció a su pareja, con quien tiene una hija en común. Aparentemente, la menor de 1 año estuvo internada una semana en el hospital Materno Infantil, donde su padre no fue a verla. Siguiendo esta línea, la mujer le reclamó al sujeto, de apellido Gacetua, porqué no se había apersonado en el nosocomio para acompañar a la niña, recibiendo por parte de él una respuesta muy agresiva. Comenzó a violentarla física y verbalmente, además la amenazó con apropiarse de las pertenencias de la misma. Fue entonces que la mujer llamó al 911 y solicitó presencia policial, pero este se retiró del lugar por sus propios medios.

Ante esto, la jueza Asís determinó que se trata de un caso de violencia de género, por lo que ordenó las medidas cautelares correspondientes para alejar al agresor de la mujer y de su hija. A su vez, determinó que la niña quede a disposición del Juzgado de Menores, más precisamente en la Secretaría Asistencial.

Finalmente, el último caso tiene como víctima a una mujer que denunció a su pareja, con quien estuvo 20 años, de cuya relación nacieron tres hijos, menores de edad. Según indicó ante la Justicia, se separó en el mes de octubre del año pasado ya que habría sido blanco de constantes hechos de violencia a lo largo de los años. Asimismo, señaló que el sujeto, de apellido Matteo, no aportó en la manutención desde que se separaron y que el mismo se ausentó durante un periodo de tiempo. Sin embargo, hace poco comenzó a visitar a los niños y volvió a ser víctima de agresiones.

Fue entonces que desde el Juzgado de Violencia de Género y Protección Integral del Menor Nº1, ordenaron medidas cautelares para proteger a la denunciante.

Por su parte, cabe destacar que, en los tres casos mencionados anteriormente, se ordenó la inmediata detención de los denunciados en caso de desobediencia de las medidas.

El Independiente