-FAMILIA NUMEROSA- Un matrimonio riojano adoptó a seis hermanitos que vivían en un hogar de niños

0
543

Desde el 2017, los hermanitos de 3, 4, 6, 9, 11 y 13 vivían en el hogar “La buena Semilla”, en el El Dorado, Misiones. Y días pasados, luego de un proceso de adaptación con papá y mamá, los chicos se fueron muy felices, viajaron en colectivo hacia a La Rioja con los padres, para iniciar una nueva vida en un seno familiar, se formó una hermosa y numerosa familia indicaron conmovidos desde el hogar de niños, en una gran historia publicada por El Independiente.

Un momento del año muy especial, donde sin dudas la familia cobra una importancia fundamental, y en este marco, como una bendición de Navidad, 6 hermanitos (un varón y 5 nenas) que vivían en un hogar de niños, fueron adoptados por un matrimonio que no tenía hijos.

Y se formó así “una hermosa y numerosa familia” que nunca más pasarán navidades en soledad, y que de ahora en más sólo buscarán disfrutar todo lo que implica ser una familia unida.

Al respecto, Ruth Bothner, directora del hogar “La buena Semilla”, explicó en diálogo con Misiones Online que “ayer martes, viajaron los hermanitos con el matrimonio riojano. Son seis hermanitos (un varón y 5 nenas) de 3, 4, 6, 9, 11 y 13 años, que vivían en el hogar. Y luego de un proceso de adaptación con papá y mamá, los chicos se fueron muy felices, viajaron en colectivo hacia a la Rioja con los padres, para iniciar una nueva vida en un seno familiar”.

Ruth contó que los chicos estaban en el hogar desde el 2017, y aclaró que si bien no es su jurisdicción, la pareja ya habría iniciado los trámites de adopción de los chicos, “y es un caso extraordinario, un milagro para nosotros, porque es muy difícil que haya parejas que estén dispuestos a ser padres por primera vez de tantos hermanitos juntos porque son 6 hermanitos de diferentes edades, y la crianza de los chicos implica una multiplicidad de variables y factores que son transversales a su crecimiento. Así es que esto nos impactó y nos emocionó porque los chicos realmente se fueron muy felices, encantados, y realmente se formó una hermosa familia, numerosa y hermosa, con una felicidad y amor mutuo que es conmovedor de ver”.

La directora del hogar comentó que los chicos llegaron al hogar hace dos años “después de haber vivido situaciones muy difíciles, en donde tuvieron que sobrevivir y arreglarse solos, sufrieron abusos y violencias, además de muchas carencias. Y hoy reconstruirse así mismos como niños es un trabajo duro que lleva tiempo, atención, contención, paciencia, mucho amor y afecto, para con esas acciones demostrarles que no todas las personas somos iguales, no todas queremos hacerles daño, hay personas que queremos un futuro mejor para ellos, ayudarlos a dejar el pasado atrás para proyectar una nueva vida. Nuestro objetivo en el hogar es ese, contener a los chicos y poder cambiar su estrella como le decimos”.

“Estos chicos no solo tendrán un nuevo hogar, sino que ahora tendrán una familia, dos personas que los van amar y cuidar y le van a decir mamá y papá, y sobre todo estarán todos los hermanos juntos para cuidarse mutuamente. Es algo histórico, que estén los 6 hermanitos juntos, estamos felices” destacó.

Además dijo “esto nos da mucho que aprender, porque la pareja arriesgó mucho en tomar esta decisión de venir a una provincia que no conocían y llegar acá como un matrimonio solo para irse con 6 hijos. Y los chicos a su vez, se arriesgaron también a tomar la decisión de empezar una nueva vida, de tener padres y volver a confiar, a amar, a ser hijos, porque esto es una construcción mutua. Y entendemos que por sobre todas las cosas el amor es el pilar fundamental para que haya un acuerdo entre todos y puedan convivir, porque ahora los padres deben adaptarse y aprender a ser padres, y los hijos deben aprender a ser hijos nuevamente. En este caso, ninguna de las dos partes tuvo esa función anteriormente, así es que será un aprendizaje mutuo y hermoso, de mucho amor”.

Ruth Bothner expresó también “por nuestra parte nosotros estamos muy felices y agradecidos a Dios y a las personas que trabajaron para que esto se haga realidad. Hubo personas de Desarrollo Social que emitieron informes, del juzgado de familia y demás que trabajaron para que esto sea un hecho. Porque nosotros solo fuimos los guardadores, contuvimos a los niños, les dimos un hogar, un techo, cama, comida, vestimenta, abrigo, les dimos atención médica y psicológica a través del Cepromu, y nuestro objetivo fue siempre que salgan adelante en todos los sentidos. Así es que lograr que 6 hermanitos hoy tengan una familia es superar el objetivo, estamos muy felices por ellos realmente”.