-LA RIOJA- Así quedó el delincuente luego de una feroz paliza por un policía Federal

0
1327

El joven presenta múltiples fracturas y lesiones en el rostro y la cabeza. La defensa asegura que antes de ser golpeado, el joven ya había sido reducido por la policía. “Era innecesaria esa violencia”, sostuvo el abogado Martín Yoma.

En la última edición del programa “Por derecho propio”, visitaron los estudios de Fénix, los defensores públicos Myriam Bonetto y Martín Yoma y se refirieron al caso de un delincuente que se encuentra en grave estado de salud tras ser salvajemente golpeado por un policía federal.

Bonetto contó que el joven intentó robarle la motocicleta a un policía federal y éste le propinó una brutal golpiza. El delincuente tiene múltiples fracturas y lesiones en el rostro y la cabeza.

En su momento, el joven fue internado debido a los golpes, pero a pesar de que seguía con todas las lesiones lo llevaron a Fiscalía para su declaración indagatoria. La letrada solicitó que lo dejen internado, pero le negaron su solicitud. Posteriormente, fue dejado en Alcaidía y a los días se le produjo una infección en la herida de la cabeza, por lo que ahora deberá ser intervenido quirúrgicamente.

En este sentido, Yoma señaló que al momento de producirse la golpiza, el joven ya había sido reducido por la policía. “Era innecesaria esa violencia”, remarcó.

En la misma línea, Bonetto sostuvo que el consumo del alcohol o de las drogas es el disparador, uno de los denominadores comunes que impulsa a los jóvenes a cometer un ilícito, pero existen otros factores que subsumen al joven, y es la falta de tratamiento de su infancia. Dentro de eso existen diversas causas, violencia intrafamiliar, falta de escolaridad, deserción escolar a temprana edad”, puntualizó y agregó: “El encierro temprano, ese aislamiento es peor y es más difícil que tengan una perspectiva de futuro”, analizó.

Del mismo modo, el defensor público, indicó que en dichos casos, hay un gran índice de analfabetismo, de problemas estructurales en la familia, de falta de atención. Un gran índice de situaciones que lo excluyen de la sociedad, donde las sustancias o alcohol, “es la única opción que tienen y cuando quieren hacer un tratamiento no se los dan”, reclamó.

Asimismo, la abogada resaltó que a los chicos con escasos recursos que cometen una infracción a la ley o que consumen, “les depara el encierro”, en tanto que a los chicos con otras posibilidades, “se abocan al tratamiento”, comparó y sugirió: “Las políticas públicas tienen que cambiar la mirada. Hay que hacer foco en el cuerpo del menor, escucharlo, proponer otro tipo de solución a los problemas. La sanción por la sanción misma no nos conduce a nada, genera más violencia en la sociedad”, aseveró.

Al respecto, Yoma dijo que la Defensoría Pública, “hace un montón de tiempo que viene insistiendo por la falta de tratamiento a adicciones dentro del Servicio Penitenciario Provincial”, comentó y ejemplificó: “Si no le doy la posibilidad de tratamiento en el SPP, equivale a que lo mande al hospital y no le de los medicamentos. El encierro provoca mayor consumo y una situación de violencia”, reiteró y remarcó la falta de instituciones públicas de tratamiento de adicciones  para jóvenes de escasos recursos.

Además insistió en que de manera “urgente” se necesita si o sí, al menos un pabellón para tratamiento de adicciones “si queremos que la persona que cumple condena salga y no vuelva a cometer un ilícito. No podemos esperar que por obra y gracia divina deje de consumir”, enfatizó y criticó las condiciones de hacinamiento del SPP, las cuales “son tan negativas e insanas tanto para los internos como para los agentes. Tenemos que hacernos cargo y saber que la cárcel nos compete a todos”, reconoció.

Fénix