El desesperado pedido de una madre de La Rioja para su hija con leucemia

Yudith Arias relató la difícil situación que atraviesa: luego de vivir tres años en Córdoba y tras un intenso tratamiento, ya sin más por hacer, regresaron a La Rioja con su hija Damaris, pero tuvieron que mudarse ya que su casa está con peligro de derrumbe. Ahora la familia pide colaboración.

0
581

Damaris tiene 11 años y hace tres años pelea contra un agresivo cáncer que parece haberle ganado la batalla. Su mamá, en un intento desesperado de proteger a su hija, hizo pública la situación en la que viven. “Luego de tres años de tratamiento en el Hospital de Niño de Córdoba, volvimos a la provincia porque ya no hay tratamiento por seguir”, contó Yudith con su voz entrecortada.

La casa del barrio Rivadavia pertenece a la mamá de Yudith, ella junto a su marido y a su nena se encuentran allí ya que no tienen casa propia. “Vivíamos en el barrio Antártida IV, pero tuvimos que salir de esa casa porque tiene peligro de derrumbe”, dijo Yudith y agregó que “cuando Damaris iba a ser trasplantada, nos iban a entregar una casa ya que necesitaba estar en un lugar en condiciones, ella empeoró y no se pudo concretar el trasplante y lo de la casa quedó en la nada”.

La mamá de Damaris comentó que los tres años viviendo en la provincia vecina fueron costeados con la ayuda de amigos y familiares, mediante tómbolas, bingos y venta de distintas cosas. “Luego de sus sesiones ella quedaba muy afectada y debíamos comprarle unas ampollas de medicamento que costaban, la más barata, 15 mil pesos”, comentó la mujer y agregó que “todo se hacía difícil porque estábamos ambos sin trabajo”, sostuvo (en referencia al papá de Damaris).

“Ahora estamos acá hace un par de semanas, volvimos antes del 24, esos días la nena se descompensó y la tuvimos internada. El basural que nos rodea empeora la situación, vienen a limpiarlo y los vecinos vuelven a arrojar cosas, es impresionante la falta de conciencia de la gente del barrio y de otros lados”, manifestó la mujer.

De la misma manera dijo que no es algo nuevo sino que es un problema que viene desde hace años, “vino una vez la máquina, pusieron un alambrado pero lo rompen y vuelven a tirar basura. Tenemos miedo que la nena se enferme”, aseguró. 

La familia lucha a diario contra las adversidades que la vida les presenta y agradecieron a todos los que colaboraron con la nena en este tiempo. “En estos años la gente nos ayudó un montón, Damaris pudo hacer su tratamiento gracias a la colaboración de amigos y la familia”, contó Yudith.

Sin área oncológica

Yudith contó que “Damaris se encuentra muy decaída, tenemos que ir al hospital cuando lo necesita y ese traslado la agota mucho, ella necesita que algún enfermero venga a casa y evitar que salga”.

Respecto a ello, la mujer comentó que en la provincia no hay un área de atención para niños con cáncer, “nos fuimos a Córdoba porque aquí no podíamos tratarla, si un niño padece cáncer debe irse a otra provincia, ojalá eso pueda cambiar”, expresó.

Pedido de ayuda

Hoy la nena continúa necesitando ayuda de quienes quieran tenderle una mano. Para ello, la familia creó una cuenta en la que pueden dejar su colaboración.: 403015581776/ CBU 0070177430004030155869/ Banco Galicia.

Nuestra urgencia es tener una casa propia, nosotros estamos inscriptos en vivienda hace muchos años, habíamos presentado fotos de nuestra vivienda deteriorada, pero Damaris sufrió una recaída y no pudo realizarse el trasplante”, comentó Yudith, realizando un pedido desesperado de ayuda.

Un alivio para la familia

Luego de tomar conocimiento de la situación, la intendenta capitalina tomó cartas en el asunto y desde el municipio mandaron las maquinarias para limpiar rápidamente el lugar. Según informó Yudith, el personal municipal continuará con los trabajos los próximos días para dejar en condiciones el sitio que tenía tiempo de abandono.

La familia pidió colaboración a los vecinos de la zona para evitar formar nuevamente el basural.

Fuente: El Independiente