[INVESTIGACIÓN] Los detalles de la crisis de EDELaR: el millonario déficit y la reveladora carta al gobierno de La Rioja

Una investigación de EL FEDERAL sobre la delicada situación financiera de EDELaR y la posibilidad de que el déficit y las deudas sean trasladadas a las tarifas, lo que será uno de los desafíos más grandes de los primeros meses de gestión de Ricardo Quintela.

0
485

*Por Juan Parrilla y Ángel Flores

La situación de EDELaR es muy delicada. Se sabe desde hace tiempo que la empresa atraviesa una grave crisis financiera, pero ahora EL FEDERAL le puso un número: la compañía proyecta una deuda para junio de más de 900 millones con Cammesa, la empresa mayorista de energía a nivel nacional. Desde la distribuidora riojana le enviaron al gobierno provincial una carta a la que este medio accedió en exclusiva. 

Las malas noticias para EDELaR no son nuevas. La información surge de los estados contables de EMDERSA, la empresa que maneja EDELaR y que es controlada por el gobierno de La Rioja a través de la firma ERSA, que tiene más del 78,56% de sus acciones. Ya en 2018, una auditoría externa rubricada por el contador Fabián Marcote, de la firma “Becher y asociados”, advirtió que “al 30 de septiembre de 2018 la sociedad presenta un déficit de capital de trabajo de $238.941.036”. Un año después el déficit trepó a $452.812.034, según los documentos obtenidos por EL FEDERAL

Auditoría externa realizada en 2018 a EMDERSA, la empresa que maneja EDELaR.

“El mencionado déficit se genera por la situación patrimonial y financiera de EDELaR, como consecuencia, principalmente, del cuadro tarifario con el cual esta última opera. Dicha situación se ha venido repitiendo en los últimos años”, advirtió la auditoría. En otras palabras, responsabilizó al bajo valor de la tarifa que pagan los riojanos.

En ese contexto, el pasado 16 de enero, el ingeniero Carlos Fernández, presidente de EDELaR, le envió al ministro de Hacienda, Jorge Quintero, un correo electrónico para “ponerlo en conocimiento de la difícil situación financiera que presenta la compañía y que se agrava con el transcurrir el tiempo”. EL FEDERAL consiguió el documento completo, cuya veracidad fue confirmada por una fuente de la empresa y otra del gobierno.

Mail enviado el 16 de enero al contador Jorge Quintero.

Fernández le envió a Quintero una planilla que proyecta para junio de 2020 una necesidad de fondos de 926 millones de pesos, “lo que sólo puede ser cubierto con el incumplimiento de pago a la compañía proveedora de energía Cammesa y con un descubierto autorizado por el Banco Rioja de 80 millones”.

El ingeniero también subrayó que no pagar a tiempo a Cammesa “genera montos considerables de intereses y multas” y que en diciembre quedó un saldo impago por $374 millones. En esa línea, se estima una deuda aproximada al 30 de junio de $933 millones, equivalentes a tres facturas. 

A la hora de analizar las causas de la crisis, Fernández hizo hincapié -al igual que la auditoría externa- en la “falta de adecuación de la tarifa de acuerdo a los aprobado en la revisión técnica”, pero también mencionó una caída de la recaudación, el crecimiento de la mora y el fraude a los clientes, el incremento de la deuda de los municipio y la suspensión y restricción de cortes.

Por último, en el email el ingeniero destacó que la empresa está destinando sólo 20 millones de pesos por mes a obras, que sería la mitad de lo necesario, y que es fundamental terminar con urgencia las suspendidas obras de alta tensión “La Rioja – Chilecito” y “Chamical – Chepes”, pues el costo de alquiler de equipos generadores se traslada en la actualidad a las tarifas y por altos los valores del combustible.  

La herencia de Quintela

Aquí se abre la pregunta: ¿qué va a hacer Quintela ante esta situación que heredó? ¿Cubrir esos fondos millonarios que necesita la empresa? ¿Trasladar parte del déficit a las tarifas? ¿Dejar de pagar a Cammesa?

Oficina centrales de Cammesa

Ningún escenario es cómodo para el gobernador. Los subsidios implican enormes erogaciones del Tesoro de la provincia, mientras que trasladar la deuda a las tarifas iría en contra de las promesas electorales del propio Quintela, más allá de los aumentos que se puedan estipular para aliviar el efecto de la inflación sobre los ingresos de EDELaR, lo que aun así sería un golpe al bolsillo.

¿Y si se deja de pagar a Cammesa? Al margen de que la carta advierte las graves consecuencias económicas que provocaría para EDELaR, fue una de las propuestas de campaña del ex gobernador, Luis Beder Herrera, apoyado en la experiencia de Catamarca, que se endeudó y forzó una negociación. Según informó en su momento la prensa local, en 2018 la provincia logró una condonación de parte de los 2.200 millones de pesos que adeudaba a la mayorista que vende la energía a cambio del apoyo de sus legisladores al presupuesto del entonces gobierno macrista. 

Por otra parte, para mejorar el servicio Ricardo Quintela ya se reunió con las autoridades de Transnoa, la empresa que transporta la energía a La Rioja y a la que EDELaR ha acusado sistemáticamente por los cortes en la provincia, incluido el apagón de Año Nuevo. EL FEDERAL intentó comunicarse con Transnoa para conocer los detalles de ese enorme corte de luz, pero nadie se hizo cargo, pese a las insistencias de este medio.