La Rioja debe 390 millones de dólares en títulos internacionales que vencen este año

0
336
Banco Interamericano de Desarrollo.

El gobierno provincial tendrá un gran desafío en el pago de la deuda de títulos internacionales que derogarán egresos de las arcas provinciales, a los vencimientos del 2020 que serán de 32 millones de dólares, y para el 2022 el equivalente a 50 millones por año, de la misma moneda. El total de la deuda es de 390 millones.

A pesar que Quintela reconoció que recibieron una parte de los 1.600 millones de pesos que adeuda Nación del 2019, “Nos dieron una cuota, estamos esperando si nos pueden dar otra en el corto plazo, y después rediscutir la deuda del 2018″, dijo a medios locales, estos montos que entran a la provincia serían destinados a emergencias sociales impuestas por el gobernador, según pudo averiguar EL FEDERAL.

Este 2020 será el año de los reperfilamientos a nivel nacional y por provincias. Detrás o junto a las negociaciones que está encarando el Gobierno nacional con los acreedores que tienen en su poder deuda argentina, en pesos y en dólares, emitida bajo ley nacional o extranjera.

De igual forma, “los números serían absolutamente manejables en condiciones más o menos normales, en las que el deudor puede salir al mercado y refinanciar sus vencimientos emitiendo nueva deuda” señala un ex secretario de Finanzas, que prefiere hablar en reserva. “Es lo que se conoce como “rollover”. Es lo habitual, en todo el mundo, tanto para deudores públicos o privados”

Las provincias de Buenos Aires y la de Chubut, que son las que están más complicadas con los vencimientos que deben afrontar este año y que por los vencimientos de este año, son las que están obligadas a sentarse a negociar con los acreedores.

La deuda de las provincias

En millones


En total, la deuda de las provincias (en moneda local y extranjera) roza los 26.000 millones de dólares, y este año deberán hacer frente a pagos por 3.330 millones de dólares y 126.000 millones de pesos, según las cifras que maneja Economía y Regiones, una de las consultoras que tiene mejor información sobre la situación económica de cada distrito, y del cual se hizo un punteo de la provincias más comprometidas.

 La provincia de Buenos Aires es la más endeudada, con un stock de deuda equivalente al 79% de los ingresos, con la particularidad de que el 85% de su deuda en es moneda extranjera.

 Chubut tiene comprometidos en el pago de la deuda el 76% de sus ingresos y el 89% de su pasivo es en moneda extranjera. Este año le vencen 158 millones de dólares.

– Chaco: no presenta fuertes vencimientos este año, sino hasta 2022 cuando vencen US$ 82 millones.

– Jujuy: si bien el stock de deuda es elevado en términos de los ingresos anuales (85%). Pero el pago de capital del Bono emitido bajo ley extranjera ocurrirá recién en 2022, por US$ 210 millones.

– Neuquén: este año vencen 161 millones entre títulos públicos, préstamos y deuda con organismos Internacionales. A su favor cuenta con fideicomisos de garantía totalmente fondeados.

– Entre Ríos: se complica recién en 2023 cuando vencen cerca de US$ 167 millones de un bono.

– Córdoba: se complica en 2021 cuando vencen un bono por 725 millones de dólares.

– La Rioja: a partir de 2022 vencen 50 millones de dólares por año en títulos de deuda internacional.

– Mendoza: vencen recién en 2022 US$ 170 millones Río Negro: tiene un pago recién en 2023 por US$ 100 millones de un bono.

Las provincias pudieron salir en su momento a los mercados, detrás del Gobierno Nacional, a partir de 2016 y consiguieron tasas interesantes. Hasta enero de 2018, el riesgo país argentino rondaba los 400 puntos y si esas condiciones se hubieran mantenido, la deuda no sería un problema para nadie.

Pero lo que sucede es que la Nación ni las provincias no se pueden dar el lujo de saldar sin más la deuda, porque el esfuerzo fiscal que tendrían que hacer sería mayúsculo.

Por eso las provincias confían en que tras el reperfilamiento que logre el gobierno nacional -habrá que ver en qué condiciones- los gobernadores de turno podrán acudir al mercado financiero para hacer frente a sus obligaciones. Reperfiladas o no.

Fuente: Economía y Regiones