La terrible pesadilla de una familia con prestamistas de La Rioja: uno policía, el otro abogado

*Por Ángel Flores

0
1908

El caso, cuyo detalles pudo acceder EL FEDERAL, promete varias imputaciones y denuncias ante el Consejo de Abogados y la Policía de La Rioja, ya que los involucrados son un efectivo de la policía y un abogado. Estos son los prestamistas que mueven grandes sumas de dinero y que bajo amenazas, extorsión, trafico de influencias en la justicia, y aprovechamiento de la necesidad de los vecinos, fueron denunciados ante la Fiscalía General de la provincia.

Todo comenzó cuando una pareja de apellido Leguiza, con cuatro hijos, de la localidad de Olta, emprendió un negocio en Chamical. El hombre de la familia, había comenzado a tener síntomas de Parkinson, pero esto tampoco fue impedimento para salir adelante con un nuevo negocio.

Así fue que la panificadora familiar comenzó a tener un gran éxito, por la dedicación y calidad de sus productos, teniendo muy buenas ganancias durante el 2019, que replanteó entre la familia agrandar el negocio, y darle trabajo a más gente de la zona.

Fue allí que entre los vecinos, recomiendan a un conocido prestamista (policía) de Chamical, y comienzan el trato para adquirir 150 mil pesos, para la compra de más maquinarias.

Los prestamistas les dieron 100 mil pesos en efectivo y 50 mil fueron dados a través de cheques. Finalmente los cheques no fueron cobrados por la familia, con el compromiso de pagar 50 mil pesos por mes aproximadamente, firmando la familia documentos en blanco.

Después de pagar varias cuotas, el prestamista abogado, les comunica que la deuda por los intereses, se había ido a la suma de 800 mil pesos, cifra que la familia no podía pagar.

Los prestamistas (el policía y el abogado) proceden a denunciar falsamente que existía delito de retención indebida de las maquinarias, presentando los documentos en blanco firmados por la familia, y ejecutando ante la justicia los bienes adquiridos.

Es así que la justicia engañada y equivocada por los prestamistas proceden extrañamente a secuestrar en tiempo récord las maquinas del negocio familiar.

La panadería tuvo que cerrar dejando a 6 familias en la calle

La familia golpeada por lo sucedido, trató por todos los medios arreglar la situación pero todo ya era tarde. La salud de Leguiza comenzó a empeorar, y la tristeza y depresión de todos no tenía solución.

La pareja desesperada concurre a un abogado del medio para denunciar el caso, pero luego de unos meses fueron estafados, al cobrarles los pocos ahorros de la familia, sin hacer absolutamente nada por el caso.

En noviembre del 2019, toma el caso una abogada que decide denunciar a los prestamistas ante la justicia, con una batería de pruebas que incluyen grabaciones, mensajes amenazadores, audios donde hablan los abogados del tráfico de influencias, entre ellos y la jueza Loureiro.

La pareja denuncia el hecho en Chamical y en la Fiscalía General a cargo del doctor Vallejos, y luego de las actuaciones legales, el juez en laboral Alejandro Aquiles, ordenó la restitución de las maquinarias a la familia Leguiza.

El caso de proporciones escandalosas, involucra a varios actores que se aprovechan de la necesidad de la gente, y en el medio, son varios los abogados, policías y funcionarios de la justicia que actúan en conjunto para saquear literalmente los bienes de quienes caen en esta actividad ilegal.

EL FEDERAL entregará en próximos informes, las contundentes pruebas presentadas en Fiscalía General, documentos y audios de los involucrados.