Los reveladores detalles de la tragedia de una familia riojana donde murió Manuel Barros

0
842

El hecho sucedió en la noche del pasado martes cuando el auto de Manuel Barros fue arrastrado por la corriente. El acompañante quedó atrapado en unos alambres y fue un obrero rural quien dio los primeros auxilios.

A raíz del fuerte temporal que azotó a Valle Fértil una familia sufrió en carne propia la crecida del río que marcó sus vidas para siempre.  Y es que a razón del fenómeno climático un auto marca Fiat Palio fue arrastrado cuesta abajo con dos tripulantes a bordo. El conductor del vehículo, identificado como Manuel Barros (52), falleció y fue encontrado varios kilómetros después según informaron fuentes policiales.

El acompañante logró salvarse porque quedó atrapado en unos alambres y fue un vallisto quien dio la primera asistencia para socorrer a la familia oriunda de La Rioja. El hecho se registró sobre Ruta 510, en la zona de El Rincón, entre Baldecito y Usno.

Según relató Miguel Ontiveros, el vallisto que logró socorrerlos, la familia había comprado un auto en San Juan y se disponían a regresar a su provincia de origen. Pero en el camino los sorprendió la crecida quedando atrapados sin muchas posibilidades. De acuerdo a los primeros datos aportados por la fuente, eran 4 los miembros de la familia distribuidos en dos autos. En el otro vehículo venían 2 hijos de Barros, que lograron salvarse. Ellos intentaron ayudar a sus familiares pero la fuerza del agua fue devastadora. A los metros encontraron a su hermano enredado en unos alambres pero no había rastros del padre en ninguna parte.

Es ahí donde Ontiveros ayudó a los riojanos brindándole algo caliente y abrigos. Y de inmediato dieron aviso a las autoridades para que iniciaran la búsqueda. Lamentablemente el cadáver de Barros apareció cuesta abajo en el río y el vehículo quedó completamente estancado señalando la complejidad y el calvario que tuvieron que pasar.

El intendente de Valle Fértil,  Omar Ortiz, habló con este diario y consideró que la tragedia fue “un exceso de confianza, porque el problema de la gente es que piensa que a ellos no les va a pasar y no toman las medidas correspondientes para encarar la situación”. Y agregó que “nosotros sugerimos con todos los letreros, hacemos medidas para concientizar, para que no pasen los badenes, pero la gente no hace caso, en este caso al hombre le faltó conocimiento porque era de afuera y encaró”, cerró el funcionario.