A raíz de los dos casos de Dengue que se detectaron en la Provincia, el Ministerio de Salud y el Municipio de Capital, definieron acciones urgentes, para desplegar los protocolos de ataque necesarios.

A través de una reunión autoridades municipales y el ministro de Salud, junto con la secretaria de Gobierno, Teresita Luna, la directora de Políticas Sanitarias, Silvia Fernández; el director de Epidemiología, Eduardo Bazán, se definieron los pasos a seguir para intervenir en las zonas identificadas, como focos latentes de infección, por ser el ámbito en el que habitan las personas infectadas.

A la par de los trabajos programados en la mesa intersectorial conformada por el Ministerio, el Municipio y áreas afines; se acordaron los pasos a seguir para reforzar la prevención y atacar la problemática.

Para ello se reforzaron las medidas de acción conjunta donde el Municipio asumió el compromiso de intensificar los operativos de limpieza y descacharreo para eliminar los depósitos dónde el mosquito podría depositar las larvas.  

La provincia trabajará en la fumigación por zonas, inciando en el barrio Matadero, que es donde se desplegará el protocolo de intervención, que incluye el bloqueo de las manzanas aledañas a la vivienda de las personas infectadas, con la correspondiente fumigación, limpieza y seguimiento de los espacios públicos, como así también en ferias al aire libre, sitios baldío y gomerías. 

La intendenta Inés Brizuela y Doria manifestó su preocupación por los casos detectados e indicó que ya se está trabajando en el lugar, se relevaron las pérdidas de agua y se inició un operativo de limpieza y descacharreo intensivo. Además sumaremos inspecciones para relevar posibles focos que deben erradicarse.  «La idea es analizar que recursos humanos y materiales tienen provincia y Municipio para optimizar las y no interponer el trabajo.

Esta organización y coordinación, nos permitirá llegar a la mayor cantidad de vecinos y de manera efectiva, para poder dar batalla a este flagelo y prevenir futuros casos», expresó la Jefa Comunal. Vergara, por su parte, aclaró «que se viene trabajando desde hace más de un mes en la prevención» y que «hay una vigilancia permanente por parte del Ministerio», lo cual permitió una detección rápida de los casos y la toma de decisiones urgentes, no sólo para asistir a las personas, sino para proteger a todos los vecinos que estén en la zona de influencia.