[INVESTIGACIÓN] Mario Guzmán Soria es socio del gerente de la empresa a cargo de Chepes Gold

Esta crónica incluye, uno por uno, los edictos que prueban la relación. Por Juan Pablo Parrilla

0
745

* Por Juan Pablo Parrilla

Una investigación de EL FEDERAL detectó que el ex diputado Mario Guzmán Soria es socio del gerente de Ultra Argentina, la empresa que impulsa el proyecto mediáticamente conocido como Chepes Gold, por el que se vería beneficiado económicamente. Además, se interesó en el tema cuando era legislador, algo incompatible con sus funciones.

EL FEDERAL reveló en una larga investigación basada en información pública que la primera actividad de Ultra Argentina en La Rioja fue a través de su supuesta casa matriz, la empresa canadiense Ultra Resources, cuyos directivos mantuvieron una reunión con las autoridades de la provincia el 23 de enero de 2019. De ese encuentro participaron dos socios de la firma Renca SRL, una pieza clave para comprender esta historia, pero uno lo hizo como representante del gobierno de La Rioja y el otro, como gerente de Ultra Argentina.

La sociedad de responsabilidad limitada Renca fue constituida el 23 de agosto de 2007. Según consta en un edicto publicado diez días después en el Boletín Oficial, dos socios aportaron fondos: Guzmán Soria se quedó con el 95% de las acciones y Hugo Eduardo Vidable, con el resto.

Una aclaración. Aunque Hugo Vidable no es un nombre conocido para la mayoría de los riojanos, fue designado en 2014 como presidente de la empresa Energía y Minerales SE (EMSE). Es, además, socio de Guzmán Soria en otra empresa, la constructora Las Mariana SRL, donde tienen un tercer socio.

El 10 de octubre de 2009, Guzmán Soria y Vidable se asociaron a Juan Guillermo Orozco, al venderle cada uno el 50% de sus acciones. En el Boletín Oficial del 30 de octubre de 2009 consta que Orozco, con domicilio en Chepes, se transformó de esa forma en el socio mayoritario de la empresa Renca.

A su vez, Orozco es socio y gerente de Ultra Argentina SRL, de acuerdo al edicto que se publicó en las páginas 36 y 37 de la edición 20.060 del Boletín Oficial de Salta, del 12 de julio de 2007. Tiene el 95% de las acciones, por un valor de 950 mil pesos.

Hasta donde pudo averiguar EL FEDERAL, no hubo más cambios accionarios en Renca y en Ultra Argentina, que según la página web de Ultra Resources, es controlada por la minera canadiense.

Hay una cuestión que acrecienta la incompatibilidad de Guzmán Soria a la hora de sentarse a hablar con los representantes de Ultra Resources en nombre de la provincia: Renca tendría derechos sobre los terrenos que quiere explotar la Ultra Argentina, lo que lo convertiría en un beneficiario directo del proyecto minero en Chepes. Esta información debería ser aclarada por los protagonistas.

¿Qué se sabe? En dos solicitudes de cateo presentadas por Ultra Argentina denominadas “Ultra I” y “Ultra II” consta que los terrenos que se piden para explorar estarían superpuestos con Cateo Chicho, propiedad de Renca.

Aquel 23 de enero de 2019, Guzmán Soria participó de la reunión con las autoridades de Ultra Resources y Ultra Argentina. Se sentó a apenas un metro de su socio Orozco, que estaba a la derecha del ex gobernador Sergio Casas. Sólo los separaba, entre ellos, el vicepresidente de la minera canadiense, Afzaal Pirzada. Lo que estaba ocurriendo parecería ser ilegal. Aunque según el gobierno riojano no se habló de minería, sino de “energías limpia”, lo que se anunció luego fueron las intenciones de la minera canadiense de explotar oro junto a una compañía china.

La pregunta que queda en el aire es si Guzmán Soria incurrió en el delito dispuesto en el artículo 265 del Código Penal, conocido como “negociaciones incompatibles con el ejercicio de funciones públicas”, que pena con prisión de 1 a 6 años e inhabilita de por pida al funcionario público que “se interesare en miras de un beneficio propio o de un tercero, en cualquier contrato u operación en que intervenga en razón de su cargo”.

A ambos lados del mostrador

El rol de los funcionarios públicos interesados en contratos con el Estado por su actividad en el sector privado es un tema delicado y Chepes tiene otro ejemplo, cuyos protagonistas son dos de las personas que desmintieron a través de canales informales la investigación de EL FEDERAL sin aportar argumentos. Se trata del intendente Cristian Pérez -que no contestó los mensajes de este medio- y el diputado provincial Antonio Roberto “Flecha” Godoy.

Pérez y Godoy fundaron juntos en junio de 2005 la Compañía Eléctrica del Sur Sociedad de Responsabilidad Limitada “CES SRL”, una empresa que -según todas las fuentes consultadas, incluidas del sindicato Luz y Fuerza- es contratista de EDELaR, la distribuidora de energía controlada por el Estado riojano.

Los dos, tal como consta en el Boletín Oficial, fueron socios hasta 2015, cuando Pérez -poco antes de asumir como intendente- le cedió sus acciones a otro Pérez, Néstor Federico. Dos años después, Godoy -poco antes de asumir como legislador provincial- le cedió sus acciones a otro Godoy: Rubén Alejandro. Lo mismo pasó con la firma MOS SRL, en la que Pérez y Godoy eran socios.

Las fuentes consultadas coincidieron en que Pérez y Godoy vendieron sus acciones en CES antes de asumir para evitar ilegalidades. Esto quiere decir que tuvieron plena conciencia de sus posibles incompatibilidades, más allá de que las fuentes aseguraron que sus compradores fueron familiares directos. Por eso ambos deberían saber que el rol de Guzmán Soria en esta historia es, como mínimo, oscuro. No basta con una desmentida genérica.