URGENTE – La justicia francesa acusó por el accidente de Villa Castelli a un ciudadano sueco

0
315

*Por Juan Pablo Parrilla

La justicia francesa acusó de homicidio involuntario por el accidente de Villa Castelli al supuesto militar sueco Peter Högberg, quien estaba a cargo de la seguridad de la filmación del reality show durante la cual se produjo el accidente de helicópteros en el que murieron 10 personas. Una investigación de EL FEDERAL había posado la lupa sobre él, que no está imputado en la causa abierta en Argentina.

La información fue confirmada por la cadena francesa BFMTV y la agencia AFP. Esta última citó a una fuente que indicó que Högberg “ha sido acusado en esta investigación judicial el 26 de febrero de 2019 por homicidio involuntario”.

El 15 de junio del año pasado, EL FEDERAL publicó una nota titulada “Quién es el militar sueco que planificó el vuelo fatal de Villa Castelli y no está imputado en la causa”, firmada por los periodistas Juan Pablo Parrilla y Ángel Flores. Fue la primera vez que su nombre salí a la luz en los medios.

Según su perfil de LinkedIn, desde hace casi 25 años Högberg presta servicios en las Fuerzas Armadas suecas “en diversas posiciones y entornos, incluidas varias operaciones en el extranjero con las fuerzas de la ONU, la OTAN y la UE”. Un testigo declaró en la causa que dijo peleó en la guerra del Golfo, pero Suecia no fue parte de esa contienda bélica y Högberg habría ingresado a las milicias de su país a principios del siglo XXI, una década después.

Como sea, Högberg es socio y gerente de la empresa Expeditionary Solutions Sweden, que fue contratada por ALP para encargase de la planificación y seguridad del reality. Lo confirmó Sébastien Petiot, entonces director de la productora, y el propio Högberg lo reconoció ante la justicia argentina en su única y breve declaración, tres días después del accidente. Sin embargo, nunca volvió a prestar testimonio, a pesar de que el fiscal Salman lo definió como el “responsable” del “esquema y manera de realizarse los vuelos”, aunque escribió mal su nombre y en el documento aparece mencionado como Peter Hugberg.

El ciudadano sueco no está imputado en la justicia argentina. Ni siquiera volvió a declarar desde aquella vez. Fuentes consultadas por EL FEDERAL lo ubican como una de las personas que participó de una misteriosa reunión pocos días después del accidente en la oficina del entonces gobernador Luis Beder Herrera, de la que los participantes salieron a los abrazos.

El accidente de Villas Castelli ocurrió el 9 de marzo de 2015 y fue protagonizado por los helicópteros de las provincias de La Rioja y de Santiago del Estero. Murieron diez personas, entre ellos, los dos pilotos argentinos. La Junta de Investigaciones de Accidentes de Aviación Civil (JIAAC) concluyó que se produjo por “la falta de apreciación de los pilotos de la cercanía o del déficit de separación de sus respectivas aeronaves”. El informe final habla además de “deficiencias en la planificación”, que estaba a cargo de Högberg.

Sin embargo, ese informe nada dice -por ejemplo- de la falta de copilotos. No son pocos los que creen que la decisión de bajarlos para subir más pasajeros (¿y reducir los costos?) fue un factor clave. El director de Aeronáutica de La Rioja y el Jefe de Operaciones, dos de las personas que lo podrían haber advertido, ni siquiera viajaron a Villa Castelli. Como se ve, el accidente tuvo más responsables que los cinco imputados por la justicia argentina. La acusación contra Högberg en Francia es un primer paso para conocer la verdad.