A pesar de existir legislación nacional, provincial y municipal para su protección, este lugar sigue siendo depredado y su patrimonio saqueado. En los últimos días se publicó en las redes sociales una petición para declarar al lugar «Monumento Natural Provincial».

Es el Bosque Petrificado de Olta, un lugar que a nivel nacional poco se conoce, enclavado en un lugar de belleza inusual ubicado en el departamento General Belgrano en la provincia de La Rioja, al pie de la Sierra de Los Llanos Riojanos, distante a pocos metros de la cabecera del departamento, la ciudad de Olta.

Es un yacimiento principalmente megaflorístico, relacionado al período inferior entre unos 240 a 300 millones de años de antigüedad.

El pedido publicado en la red social Facebook, indica:

Firmá y apoya este proyecto para declarar el Bosque Petrificado de Olta «Monumento Natural Provincial». Ingresá en: https://sites.google.com/view/bosque-petrificado-de-olta y protege una parte importante de la historia natural de la provincia.

“El Bosque Petrificado de Olta es un afloramiento de restos fósiles de árboles de la familia de las coníferas, muertos por un desastre natural ocurrido hace unos 275 a 300 millones de años. Entre las probabilidades de lo que mató a estos árboles se cuentan una colosal inundación lodosa o una lluvia de cenizas volcánicas.

Enclavado en un hermoso rincón boscoso, se encuentra a unos 1.700 metros del centro de Olta, en línea recta. Entre las especies fosilizadas identificadas, se encuentra una nueva para la ciencia, que posiciona el nombre de esta histórica localidad llanista en el mundo científico: Chapmanoxylon oltaense, una conífera habitante de esta zona cuando los dinosaurios eran aún un sueño lejano en la rueda de la evolución.

Se estima que el yacimiento tiene alrededor de 790 hectáreas, de las cuales aproximadamente 60 de ellas se encuentran expuestas, pudiéndose divisar material fosilizado incrustado, suelto y desparramado. Los restantes, se estima están tapadas por una capa de entre 2 a 6, llegando a 12 metros en algunas áreas, de rocas sedimentarias.

Estos afloramientos fosilíferos atestiguan la antigua existencia del súper continente Pangea, y eso explica que en lugares tan distintos del mundo como Uruguay, Mongolia, Sudáfrica, Antártida o Australia se encuentren los mismos géneros y especies de árboles petrificados que en Olta y en Loma Larga.

FOTOS