El gobernador Ricardo Quintela trajo dos buenas noticias de su visita a la Ciudad de Buenos Aires y la reunión que mantuvo con la secretaria de Provincias, Silvina Batakis.

“Nos vamos con grandes expectativas para la provincia, especialmente porque la secretaria Batakis nos confirmó que ya tiene proyecto ejecutivo la construcción del hospital de Chilecito y está listo para ser llamado a licitación así como la necesidad de contar con la línea de 132 kv que va de Chamical a Chepes y de otras obras de infraestructura que son importantes para la provincia”, anunció el gobernador.

El proyecto del nuevo hospital de Chilecito fue presentado a mediados del año pasado. Aunque pareció ser un anuncio con olor electoral, Quintela dejó en claro que el proyecto es una realidad con la que se busca superar un problema concreto en la Perla del Oeste, como es la mal estado del Hospital Motta. En la audiencia pública que se hizo el año pasado, el Ministeiro de Infraestructura informó que «en general el hospital se encuentra en un estado de inhabitabilidad avanzado, existiendo sectores del hospital que por el estado en el que se encuentran son de un peligro latente para quienes trabajan o circulan por el lugar».

El caso de la línea que unirá Chamical y Chepes también es paradigmático, porque le ahorrará mucho dinero a la provincia, pues el costo de alquiler de equipos generadores se traslada en la actualidad a las tarifas y por altos los valores del combustible.

Pese a las buenas noticias, Quintela volvió a insistir en la reunión con la neceisdad de que la Nación salde la millonaria deuda que mantiene con la provincia. Batakis, que también es presidenta ad honorem del Consejo de Administración del Fondo Fiduciario Federal de Infraestructura Regional, escuchó al gobernador en su reclamo.

«Le planteamos la deuda que mantiene la Nación con la provincia para ver de qué manera podemos lograr una respuesta, siempre entendiendo que estamos atravesando un período difícil en nuestro país”, explicó Quintela.

En el encuentro también participaron el jefe de Gabinete, Juan Luna; los ministros de Infraestructura y Transporte, Juan Velardez, y de Agua y Energía, Adolfo Scaglioni.