Las estadísticas oficiales del COVID-19 en La Rioja: estos son los gráficos que realizó el gobierno

0
340

*Por Juan Pablo Parrilla

En el informe que ayer realizaron las autoridades del Ministerio de Salud, el director de Epidemiología, Eduardo Bazán, presentó un reporte epidemiológico que incluye una serie de recuadros con las estadísticas que arrojó hasta ahora la pandemia en La Rioja

El reporte fue realizado hasta el 16 de abril. Hasta el cierre del informe, la provincia tenía 215 casos notificados, 181 descartados y 34 confirmados, de los cuales fallecieron dos y otros dos se recuperaron. De aquí, una primera conclusión: el 15,8% de los testeos dio positivo. Las autoridades definieron a esa cifra como “ideal”.

En cuanto a la letalidad, la provincia registrab al cierre del informe un 5,9%, menos que Tucumán (13,3%) y por encima de Córdoba (2,6%). El promedio nacional, el viernes a la noche, era del 4,6%. No obstante, en la madrugada del 17 de abril se produjo la tercera muerte por COVID-19 en La Rioja, que modificó las estadísticas. Hoy esa tasa está en 8,5 por ciento, entre las más altas.

A la hora de analizar la distribución de los casos notificados según el sexo, el 46% son hombres y el 54%, mujeres. Esto quiere decir que no hay diferencias significativas. El reporte al que accedió EL FEDERAL, sin embargo, no incluye estadísticas sobre los casos confirmados.

El documento contiene además un detalle de la distribución de los casos notificados según el grupo etario. Como se ve, la enorme mayoría se da a partir de los 21 años. Y el rango de más afectados está entre los 30 y 50 años. Pero el cuadro nuevamente no discrimina los casos confirmados.

La última parte del reporte son una serie de conclusiones sobre los cuadros, además de estas dos:

– “Actualmente nos encontramos en fase de contención con transmisión en conglomerado”.

– “Los pacientes fallecidos tenían patologías preexistentes”.

Aunque por ahora hay pocos casos para realizar grandes análisis, queda mucho para debatir más allá de la información que brindó el gobierno. La cantidad de casos por habitantes es muy alta y preocupa que más del 80% de los infectados sean médicos, en un sistema sanitario con serias deficiencias y muchos profesionales de avanzada edad. También habrá que ver, cuando llegue el pico de la pandemia, cómo afecta la epidemia de dengue. No obstante, al menos por ahora, las autoridades se mostraron optimistas y dejaron un mensaje esperanzador.