La autopsia confirmó que Francisco Britos, interno del Servicio Penitenciario murió por asfixia producida por la inhalación de gases que emitió el colchón que el mismo incendió.

A las 16:30 finalizó la autopsia de Francisco Britos de 29 años que se encontraba recluso en el Servicio Pnitenciario Provincial, quien murió durante la madrugada de este lunes tras provocar un incendio en la celda en la que se encontraba. 

Desde Comisaría III se informó que murió por inhalación de monóxido de carbono y gases producido por la combustión de la goma espuma del colchón.