Cómo trabaja el grupo que asiste a los que cumplen aislamiento domiciliario en La Rioja

0
500

*Por Juan Pablo Parrilla

Hasta ayer, en La Rioja había 62 personas cumpliendo el aislamiento obligatorio en sus domicilios, porque tienen COVID-19 o son los famosos “contactos estrechos” de esos casos positivos. Dentro del Comité de Emergencias (COE) que funciona en la Escuela de Policía hay un grupo especialmente dedicado a controlar que cumplan la cuarentena y brindarles todo lo que necesitan para que no necesiten salir de sus hogares.

El gobierno provincial decidió que en la primera etapa de transmisión del virus los casos positivos cumplan el aislamiento en sus domicilios. También sus contactos estrechos, que son las personas con las que conviven, trabajan o estuvieron cerca en los 14 días anteriores a la confirmación del contagio. Aunque desde hace unos días se dispuso que los pacientes sean alojados en el Complejo Chaya y el Hotel Avenida, todavía quedan varios pacientes en sus casas. Y se seguirá aplicando el mismo criterio para los contactos estrechos.

El Equipo operativo trabaja en el Comité de Emergencias que se armó en la Escuela de Policía.

Sobre ese grupo de pacientes en cuarentena trabaja el llamado “Equipo operativo” del COE, que está a cargo del secretario de Relaciones Institucionales, Fernando Torres. “Como esas personas no puede salir de sus casa, nosotros nos encargamos del control y fiscalización del aislamiento, y de asistirlas para que no les falte nada y estén tranquilas”, explicó el funcionario a EL FEDERAL, que visitó las instalaciones.

El equipo de Torres, que tiene a cargo unas 40 personas, trabaja en un módulo ubicado a un costado de la Escuela de Policía, que tiene una entrada independiente. Hay que cruzar un túnel sanitizante para ingresar. Suelen realizar las reuniones al aire libre, aunque tienen una sala de situación bastante grande. A pocos metros de la puerta hay un monitor con un mapa de la ciudad que tiene marcados los domicilios de las personas que deben asistir. Es información confidencial. Del otro lado hay cinco carteles de las distintas zonas en las que dividieron la ciudad para organizar la asistencia.

Hay que atravezar un tunel sanitizante para ingresar.
El equipo operativo, en plena reunión.

El trabajo es a demanda, en base a los pedidos que los aislados le hacen a ellos o al Equipo de seguimiento del COE que a diario se comunica con cada uno de los pacientes. Si piden comida, les llevan bolsones con carne, verdura, fruta, yogurt y leche, entre otras cosas, para un mínimo de 7 días. También elementos de higiene personal, como pasta de dientes o shampoo, y todo lo necesario para limpiar los hogares.

“Cuando nos solicitan algo, tratamos de llevarlo al otro día, salvo que sea urgente y que haya que resolverlo en el momento, como puede ser una medicación. Hay personal disponible las 24 horas”, explicó Torres. Y aclaró que no hubo pedidos de cosas extrañas. “La gente es muy consciente, pide lo justo y necesario”, precisó.

“La idea es que las personas aisladas en sus casas tengan todo lo que necesitan. El gobierno se preocupa de asistirlos, contenerlos, estar al lado. El Estado está presente”, subrayó el funcionario.

Esa idea “de asistencia para que no necesiten salir” está directamente relacionada con la otra función del grupo: la fiscalización del cumplimiento, que fue reforzada en los últimos días. “Algunas personas, al no sentir síntomas, creen que la enfermedad pasó y se tientan de salir. Piensan que si van con barbijo hasta el kiosco no pasa nada. Por eso detectamos algunos lugares en los que fue necesaria la presencia física constante de un operador nuestro”, reveló Torres.

En ese marco, el fin de semana se sumaron al Equipo de operación las brigadas del gobierno de La Rioja que buscarán hacer cumplir la cuarentena en los barrios con el apoyo de la policía. Cada brigada tiene un funcionario como referente y se ocupa de una de las cinco zonas en las que se dividió la capital. Saldrán todos los días a las 19 horas a las calles para recordarles a los vecinos que tienen que estar puertas adentro y que no puede haber locales comerciales atendiendo al público después de las 20.