El Juzgado de Instrucción en lo Criminal y Correccional de La Rioja otorgó la prisión domiciliaria al ex juez Walter Moreno, quien fue condenado tras un juicio oral a la pena de prisión perpetua, acusado de haber sido el autor intelectual del homicidio del comerciante Jorge Ormeño, ocurrido en abril del 2008 en Villa Unión.

Con la firma de Patricia del Carmen Moreno, el Juzgado autorizó a Moreno “a realizar tratamiento ozonoterapia” en una clínica privada y luego quedará detenido en un domicilio de la capital riojana.

Así el Juzgado incorporó al ex juez “al Programa de Asistencia de Personas Bajo Vigilancia Electrónica hasta tanto se atenúen o cese el aislamiento dispuesto por el Ejecutivo Nacional”.

En su momento, por el mismo delito de Moreno los jueces condenaron también a prisión perpetua al policía Omar Narváez y al ex gendarme Mario Britos, como autores materiales, mientras que sentenciaron a 11 años y 8 meses al otro policía involucrado, Mario Alcides Rodríguez, por considerarlo partícipe secundario en el crimen.

Los jueces absolvieron al comerciante Orlando Edilio Rodríguez, al considerar que no fue probada su participación en el asesinato de Ormeño.

El ex juez Moreno había cobrado notoriedad pública cuando estuvo a cargo de la investigación por la desaparición de la turista suiza Annagreth Würgler.

Ormeño fue asesinado a golpes producidos por objetos contundentes, maniatado y rociado con nafta antes de ser introducido en el interior de su propia camioneta, abandonada en un barranco de la ruta que une a Villa Unión con Guandacol.

La víctima compraba y vendía autos y realizaba otras actividades comerciales, pero además, según determinaron los investigadores, tenía una relación profesional y de amistad con el ex juez Moreno, a quien había ido a ver la noche anterior a ser hallado asesinado.