Lo que parecía ser un caso de uso de alguna droga para robarle a un hombre de 65 años terminó siendo un robo a través de algún tipo de ardid, según informaron fuentes policiales a EL FEDERAL.

Aunque las autoridades policiales no dieron muchas precisiones del caso, este medio logró establecer que todo comenzó cuando un sujeto denunció ayer al mediodía a personal de la comisaría primera que su padre había sido víctima de un robo violento.

El sujeto contó que su papá había salido rumbo al banco, que se desvaneció y que se despertó en un descampado cerca del Estadio de Vargas con una bolsa en la cabeza.

Según las fuentes consultadas, la víctima fue llevada a la comisaría primera para hacer la denuncia, pero allí confesó la verdad: contó que en realidad había sido engañado por una mujer, que lo llevó al descampado y le robó. No hubo violencia.

La denuncia fue finalmente tomada y la policía ya investiga el caso para intentar identificar y detener a la mujer.