Una nena de 4 años quedó bajo la tutela de su padre, y el abuelo. El abogado Alejandro Cruz Antunez, representante de la madre, explicó cómo se desarrolló el hecho y las inconsistencias en el fallo.

En primer lugar, relató “es un conflicto de intereses entre los padres, respecto de un régimen de comunicación. En el medio hay dos denuncias por abuso sexual, en contra del abuelo de la menor”. Según Cruz Antunez, en primera instancia la madre de la pequeña era quien tenía el régimen de contacto y debían acordar entre los progenitores el régimen de comunicación, sin embargo, la mujer radicó una denuncia en 2018 por abuso sexual de clase 2 que habría sufrido la menor, señalando al abuelo paterno como autor, por lo que decidió no permitir que la niña visite a su padre. Este hecho fue comprobado medicamente, y también el examen psicológico señaló conforme a lo que la niña podía expresar en ese entonces.

El abogado explica, que a partir de allí, entre 2018 y 2019, el padre inició un pedido de comunicación con la menor “el juez solicita una pericia psicológica objetiva con una perito magister en psicodiagnóstico, quien determinó que la menor se manifiesta a través de juegos, por lo que ella concluyó que fue víctima de un abuso”, dijo y resaltó que ese informe fue fundamental para sostener la versión de la madre, aun así el juez otorgó un régimen de comunicación.  “La madre no se oponía a que vea al padre, sino a que sea trasladada al lugar donde había sido abusada, el domicilio”.

Sin embargo, la madre realizó en agosto de ese mismo año una segunda denuncia por abuso, en el cual se comprobó que se trataba de abuso sexual grave perpetrado nuevamente por el abuelo. Aun así, el padre realizó una denuncia en diciembre por impedimento de comunicación, obteniendo en marzo el régimen de contacto de la menor. Sobre esto, el abogado insiste en que no corresponde que la jueza de Violencia de Género lo haya otorgado “lo hizo sin consultar al Ministerio Publico, ni a la tutora de la menor. La jueza de violencia de género no es competente en materia civil, los únicos habilitados son el juez civil o el juzgado de menores, ella no es juez natural de la causa” explicó y sostuvo que ese será su argumento legal para retroceder en la medida.

Además, comentó que se ordenó que la menor sea llevada a su madre pero que cuando la policía fue a buscarla  en la casa del padre, ella expresó no querer ir con su progenitora “eso se debe a que había un montón de gente allí, siendo aislamiento, yo creo que ni siquiera los adultos quisieran ir cuando la policía pide que les acompañe”, argumentó el abogado.

Por último, resaltó que la causa podría tomar otro rumbo puesto que se confirmó a partir de una muestra tomada de una prenda de la niña, que había sido víctima de abuso sexual grave y que el abuelo –quien no quiso realizar las pericias psicológicas- sería el principal imputado, no obstante se encuentra bajo libertad.

Fuente: Fénix