Dos cuadras de fila: tras dos semanas armando cigarrillos con yerba, llegaron los puchos a un departamento de La Rioja

0
162

La calle de la ciudad se vió colmada en cercanías a la Terminal de Ómnibus de la localidad de Chepes, desde las 16 horas para conseguir un paquete de cigarrillos, luego de más de dos semanas sin poder conseguir a precio normal un paquete.

Larga fila se vió en la tarde de éste jueves para poder acceder a la compra de cigarrillos en el local comercial de Maxi Clase, que desde las 18 horas comenzó con la venta de los mismos.

La fila llegaba a dos cuadras para poder acceder a un sólo paquete de cigarros por persona, como lo había implementado el negocio, para permitirle a la comunidad la posibilidad de abarcar a la mayor cantidad de fumadores. Solo permitieron, desde la policía, hasta a las 20 horas para poder comprar.

A partir de las 20 horas la policía comenzó a despejar a los vecinos que estaban haciendo fila para comprar cigarrillos, ya que desde hace más de una semana que no se podían conseguir cigarrillos a un precio normal, ya que los pocos cigarrillos que se vendían en la mayoría clandestinamente porque no se hacían en negocios y se llegó a pedir sobreprecios de hasta 300 o 400 pesos más de lo que valía el paquete de cigarrillos oficlamente antes de la Cuarentena.

La larga fila se debió que era la primera vez que se vendían al precio habitual, sin sobreprecios y es por ello que se tuvo que restringir la cantidad de paquete por comprador, aplicando la “solidaridad” entre los fumadores.

Esta imagen no sólo se vivió en la ciudad de Chepes, sino que fue una imagen repetida en cada localidad donde llegaban los “puchos” a los ansiosos fumadores que sufrieron abstinencia durante varios días.

Según pudo saber Radio Metro de esa localidad, algunos de los fumadores tuvieron que armar cigarrillos caseros, con yerba mate secada al sol y papel de diario, para poder soportar la necesidad del vicio del tabaco.

Fuente: Radio Metro de Chepes