Un grupo de enfermeros y mucamas del hospital Luis Aldo Motta de Olta se manifestaron en las puertas del nosocomio para manifestar su apoyo al jefe de la zona sanitaria, doctor Luis Murúa, quien removió del cargo de directora a la doctora Alejandra Berteto.

En ese marco, aseguraron que el real motivo de la remoción no fue el fallecimiento de una bebé, sino las irregularidades en el pago de guardias.

“Fue removida por la mala administración de guardias de enfermería y mucamas”, manifestó Paola Gómez, enfermera y jefa de internados, quien remarcó que “las guardias se pagaron a otras personas, que son personal administrativo, que figuraban como enfermeras, pero no cumplían ese rol”.

En el mismo marco, denunciaron atropellos, malos tratos y estrés laboral. “Las guardias de las mucamas no se tocan”, agregaron.

“Quedamos como responsables por las declaraciones que hizo en medios de comunicación, donde nos responsabilizó del despido y de la muerte de pequeña”, agregó otro de los enfermeros, de nombre Daniel, quien señaló que “nos puso a la gente en contra”.

“Queremos poner en púbico la otra cara de la historia y decirle a la gente que nosotros no tuvimos la culpa de que la hayan despedido”, agregó.

Por otro lado, se anunció que en horas de la mañana de hoy se realizará otra movilización en apoyo a la directora removida.

Fuente: Fénix

cialis sipariş cialis 100 mg cialis 5 mg geciktirici viagra