-TRAGEDIA EN SAN JUAN- Detalles aterradores del incendio: una nena se metió bajo la cama, pero no logró salvarse

Los vecinos contaron que no pudieron ingresar a las habitaciones por el fuego y el humo. Las dos nenas estaban adentro. La mayor escapó y pidió ayuda.

0
377

La nena más pequeña murió debajo de la cama, quizás en el intento por cubrirse del fuego y el humo. La hermana, de 5 años, logró escapar de la vivienda y pidió ayuda. Y el  tercer hermanito se salvó porque estaba jugando en casa de un vecino. Estos son algunos de los detalles que se conocieron detrás del trágico incendio registrado en la noche de este martes en el barrio Los Alerces, en Chimbas.

En la Policía investigan las causas del siniestro, pero las primeras versiones que manejan los jefes policiales es la de un posible cortocircuito en un artefacto. La casa no tenía gas natural. También sospechan que el incendio comenzó en uno de los dormitorios de esa casa de calle La Pampa, casi Bolivar. Allí viven Susana Vila, su hijo Cristian, su nuera Bárbara Casares –pareja de éste último-, sus tres nietos y otro hijo, revelaron fuentes policiales. Uno de esos tres niños, Francesca Ivonne Vila de 2 años, es el que perdió la vida.

De acuerdo a los testimonios de los vecinos, el fuego comenzó alrededor de las 20 en una de las habitaciones del fondo. Los tres niños, de 5, 4 y 2 años, estaban solos. Es que Bárbara, la mamá, había salido a comprar. Cristian Vila y su hermano estaban trabajando, explicaron. Y  Susana, la abuela, se encontraba en el domicilio de una señora anciana a la cual cuida.

Por causalidad, el único varón de los chicos se cruzó minutos antes a la casa de un amiguito a jugar. Por eso se salvó ese niño de 4 años. Cuando empezó el fuego, la mayor de las nenas salió corriendo y pidió ayuda a los vecinos.

Desconsolada. La mamá de la niña fallecida trata de ser contenida por sus familiares.

Oscar Bordón, un vecino, contó consternado que “escuché el grito de los vecinos y salimos todos. Echábamos agua con lo que teníamos a mano. Se escuchaban explosiones de los vidrios. Llegamos hasta el comedor y el pasillo, pero no se podía entrar a las piezas por el humo y las llamas. Sabíamos que había una nena, pero no escuchábamos nada y no era imposible avanzar”. Pasaron algunos minutos hasta que llegaron las primeras patrullas policiales. La gente con esos uniformados lucharon contra el fuego durante 30 minutos hasta que aparecieron las dotaciones de Bomberos, expresó el vecino. Estos últimos lograron controlar el siniestro y lo apagaron por completo.

El fuego se avivó por la cantidad de cosas que tenían, explicaron en la Policía. Los bomberos recorrieron el lugar siniestrado y encontraron a la pequeña Francesca debajo de una cama, aseguró un alto jefe de la fuerza. Lo que habría dicho la hermanita es que la nena estaba durmiendo. Y lo que suponen los investigadores es que la niña despertó en medio del fuego y trató de ocultarse debajo de la cama. Ahí murió, posiblemente asfixiada y quemada.

El caso es investigado por la jueza Mónica Lucero, del Tercer Juzgado Correccional, quien anoche se hizo presente en la casa de calle La Pampa del barrio Los Alerces. Como en otros casos, se investigará si hubo negligencia por parte de los padres, al haber dejado a los chicos solos, y si éstos estaban encerrados en la vivienda.