Se dispuso según lo manifestó la Intendenta en Twitter «medidas de protección para mi hija y para mi. Custodia policial permanente, oficio a la Secretaría de mdios de FEP para que prohíba la difusión de material agraviante o publicación por cualquier medio de insultos, agravios, imágenes o filmes del ámbito privado que puedan afectar mi integridad moral, pública, y privada». 

Ante esto Brizuela y Doria expresó «sentir el respaldo de la Justicia es fundamental para las mujeres que ejercemos responsabilidades publicas. Estoy tranquila y fuerte. Gracias a todos por la solidaridad. Seguiremos trabajando por una sociedad libre de cualquier tipo de violencia a las mujeres». 

Brizuela y Doria realizó una denuncia luego de enterarse que en un grupo de WhatsApp en el que hay trabajadores PEM uno había propuesto secuestrar a la hija ante la falta de respuesta a sus reclamos.